Tips para prevenir la enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme es común y se disemina a través de las garrapatas que suelen vivir en la hierba alta, los arbustos, los matorrales y los bosques. Pasar una semana en la naturaleza, aumenta el riesgo de contraerla.

Lamentablemente, no existen vacunas para este padecimiento, pero se puede tomar medidas para prevenirla, comenta el Dr. Gregory Poland, especialista en Medicina Interna General de Mayo Clinic.

La enfermedad de Lyme es producto de unas cepas bacterianas específicas.

Las garrapatas de pata negra, también conocidas como garrapatas del venado, se alimentan de sangre animal y humana, además son portadoras de bacterias que diseminan cuando se alimentan.

Publicidad

Las garrapatas del venado se adhieren fácilmente a la piel expuesta. Una de las mejores maneras de disuadirlas es vestir ropa que cubra los brazos y las piernas, como camisas de manga larga, pantalones largos metidos dentro de las medias y un sombrero.

Cuando empaques para el viaje, elije prendas de colores claros, porque eso facilita ver estas garrapatas oscuras y retirarlas antes de que lleguen a la piel.

El calzado también hace diferencia. Las garrapatas pueden prenderse de la piel expuesta de los pies y luego escalar bajo la ropa, pasando desapercibidas. Use zapatos de punta cerrada y medias. Evite las sandalias y otro calzado sin punta que deja la piel expuesta.

Si prefiere usar pantalones cortos o camisas de manga corta durante el viaje, entonces es importante que siempre use repelente contra garrapatas. A fin de mantenerlas alejadas, el repelente que necesita usar debe tener una concentración del 20 por ciento o más de N, N-dietil-meta-toluamida o DEET.

Publicidad

Otro repelente de insectos, llamado permetrina, se puede usar en la ropa. Ésta no repele a las garrapatas, sino que las mata. No se aplique este repelente directamente en la piel. Puede rociar la ropa con ésta antes de ponérsela para darle tiempo de secarse, o puede comprar prendas de vestir cuya tela ya fue embebida en ella.

¿Qué hago si encuentro una garrapata?

Si está al aire libre, revísese regularmente para ver si tiene garrapatas. Si nota alguna adherida a la piel, arránquela cuanto antes. La mejor manera de hacerlo es con una pinza de cejas. Agárrela por la cabeza, donde está prendida a la piel. No la apriete, ni la aplaste, ni la retuerza, sino hálela recto hacia afuera, manteniendo la misma presión.

Si la garrapata está muy hinchada, eso significa que ya se alimentó durante un buen rato. Por lo general, necesita estar prendida unas 36 horas o más, antes de transmitir la bacteria que produce la enfermedad de Lyme. Si encuentra una garrapata hinchada en su piel, comuníquese con su médico lo antes posible, quizá le recomienden un antibiótico oral para prevenirla.

Los síntomas de la primera etapa de la enfermedad de Lyme se parecen a los de la gripe y suelen incluir dolores y achaques. Algunas personas también tienen fiebre, pero no todas.

Sin embargo, el síntoma más característico es una roncha en forma de ojo de buey que aparece en el sitio donde estuvo prendida la garrapata. La roncha aparece en hasta el 80 por ciento de las personas con este padecimiento. Es normal que aparezca un pequeño bulto después de la mordedura de la garrapata, pero si en el transcurso de varios días, el enrojecimiento avanza hasta formar una roncha con un aro exterior rojo alrededor de un área más clara, entonces necesita recibir atención médica y tratamiento con antibióticos. No olvide comentar al proveedor de atención médica que estuvo recientemente afuera, en la naturaleza, y en un área propenso a las garrapatas.

El tratamiento de la enfermedad de Lyme suele implicar un ciclo corto de antibióticos orales. Cuando se trata en las primeras etapas, se la supera sin problemas a largo plazo.

Fotos: Archivo Eme de Mujer