Usos que no conocías de la aspirina

pies, pies escamados

El ácido acetilsalicílico o aspirina es un fármaco de la familia de los salicilatos. Se utiliza como medicamento para tratar el dolor, la fiebre y la inflamación.

Una de sus grandes bondades es que tomar una aspirina poco después de un ataque al corazón disminuye el riesgo de muerte y su uso a largo plazo ayuda a prevenir ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y coágulos de sangre en personas con alto nivel de riesgo.

Sin contar que puede disminuir el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, en especial el cáncer colorrectal.

Ver más: Dormir mal ¡aumenta de peso!

Pero también tiene otros usos para realzar tu belleza que probablemente no conocías:

Publicidad

1.- Exfoliar labios

En caso de que tengas que unos labios resecos, agrietados o descamados, prepara este exfoliante con aspirinas.
Sólo tienes que triturar 6 aspirinas y viertelas en un poco de agua junto con 2 cucharadas de azúcar. Agrega también 2 cucharadas de miel y mezcla hasta formar una pasta. Aplica suavemente la mezcla sobre tus labios y frota ligeramente. Enjuaga con agua tibia y verás los resultados.

2.- Reparar el cabello dañado

Si tu cabello se ve opaco o muy dañado no lo pienses más y reparalo con este remedio:
Coloca 8 aspirinas en un vaso con agua caliente, disuélvelas hasta formar una pasta y úntala a lo largo del cabello. Deja que actúe 15 minutos. Enjuaga y utiliza un shampoo hidratante, verás como el cabello absorberá mejor los nutrientes.

3.- Dile adiós a los pies maltratados

Tritura 6 aspirinas en el jugo de 1 limón. Agrega un poco de agua y haz una pasta; aplícala en la zona con callos, secas o grietas. Envuelve los pies en una toalla tibia o calcetines calientes y deja reposar la mezcla durante 15 minutos. Enjuágalos con agua tibia y aplica una crema hidratante. Pronto verás los cambios.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Publicidad