“Yoni”, lo que debes saber sobre el masaje Tántrico

Este masaje tántrico es sumamente satisfactorio para la mujer, ya que es imposible no llegar al orgasmo con el.

Quienes han experimentado este tipo de masajes eróticos, saben lo satisfactorio que puede llegar a ser pues este masaje se realiza a la vulva y la vagina, con el propósito de liberar tensión sexual.

De acuerdo con el coach de sexo tántrico, Alexey Kuzmin, la intención del masaje Yoni busca desarrollar la sensibilidad en dicha zona femenina, así como para curar traumas sexuales pasados; algunos de los síntomas que presentan los pacientes son ansiedad, entumecimiento o dolor durante el sexo.

Los masajes Yoni duran de 1 a 3 horas y su costo puede ser mayor a 2 mil pesos por sesión; comienza con un masaje de cuerpo completo, después de estar completamente relajado, el movimiento se dirige hacia las partes íntimas de la mujer y puede llegar a incluir (con consentimiento del cliente) tocar, respirar profundamente y la penetración del dedo por parte de la masajista.

Publicidad

Es muy importante pedir permiso a la mujer antes de trabajar su Yoni y sobre todo a la hora de introducir el dedo en su vagina. En este masaje tántrico la mujer está tumbada boca arriba con las extremidades inferiores separadas para que el masajista pueda sentarse en medio con las piernas cruzadas o de rodillas de modo que la zona genital de ella quede bien expuesta. El masajista puede estar o con las piernas en posición de loto o de rodillas.

La palabra Yoni proviene del sánscrito y significa espacio sagrado o templo sagrado en alusión a la vagina; es el equivalente al Lingam en los hombres. Esta atractiva posibilidad que nos ofrece el sexo tántrico puede favorecer las relaciones de pareja aumentando las emociones y los sentidos de ambos, ya que se basa en una profunda unión. Además, se entiende como una muestra de respeto y amor que puede incrementar la confianza en la pareja.

Algunos de los beneficios de este masaje tántrico son que puede reducirse el dolor pélvico, ya que al masajear el músculo pélvico desde el interior y por la superficie se libera tensión y se reduce el dolor. Así como para los ciclos menstruales y la higiene íntima, debido a que se acelera el proceso de auto limpieza para prevenir infecciones. Incluso, ayuda a la mujer a descubrirse a sí misma y es una forma de recargarse de energía positiva.

Fotos: Archivo Eme de Mujer

Publicidad

Escrito por
Más de Adriana Uribe

Tendencias 2020, para decorar tu hogar

La tecnología para el hogar procura el ahorro de recursos
Leer más