10 mitos del acné que debes dejar de creer

Cuando tocamos el tema de las causas y tratamientos para el acné, podemos encontrar MUCHÍSIMA información disponible. Desde remedios caseros, hasta soluciones de expertos, de esta forma es fácil quedarse con la duda de qué es real y qué no. Y antes de que decidas en cómo tratar tu problema de acné, es importante que sepas con qué estás lidiando.

  1. Sólo puedes tratarlo con medicamento: No necesariamente. Una buena dieta puede ser la mejor herramienta para prevenir el acné. Es más, si tienes un acné horrible, tomas medicamento, pero sigues comiendo mal, esos barritos simplemente no desaparecerán. Y además de una dieta, también te puede ayudar una terapia de luces LED, así como faciales regulares.
  2. Tienes que lavar tu rostro muchas veces durante el día. Aunque sí es importante lavar tu rostro al despertar y antes de dormir, tampoco deberías exagerar con la constancia. De hecho, no deberías lavar tu rostro más de 2 veces al día, o te arriesgas a empeorar la irritación, ya que tu piel empezará a producir más aceite.
  3. Pon pasta de dientes sobre un barrito para secarlo: Sí, le ha funcionado este tip a MUCHAS personas, pero la verdad es que la pasta de dientes está hecha específicamente para la higiene dental, y podría irritar y hasta quemar la piel. En efecto, es un agente que seca y reduce el tamaño de los barritos, pero no deberías arriesgarte.
  4. Si no puedes ir con un dermatólogo, tú puedes reventar tus barritos: No es que no PUEDAS, sino que no es lo más recomendable. El punto de reventar un grano es eliminarlo por el bien de tu apariencia, pero piénsalo 2 veces: ¿es más notorio un barrito o una cicatriz o herida sangrante? Un grano puede ser camuflado con maquillaje, una herida, por su parte, se inflama, irrita y hasta podría provocar cicatrices. Si de plano no aguantas más, reviéntalo en casa con los cuidados necesarios: primero báñate para suavizar el punto negro, si es un barro, este paso no es necesario. Después toma 2 hisopos y aplica presión sobre el área, si evitas el uso de tus dedos, no detrás una cicatriz. Al finalizar, aplica un toner para iniciar con el proceso de recuperación.
  5. La dieta no tiene NADA que ver con tu acné: Es difícil probar a través de experimentos clínicos, que existe un vínculo entre el acné y la dieta… ¡pero es obvio! Una dieta rica en grasas y azúcar iniciarán un ciclo de inflamación y desequilibrio de la piel.
  6. El sol aclarará el acné: ¡Falso! Aunque los rayos UV sean un excelente anti-bacterial, el cual puede reducir la apariencia del acné, no son la cura. De hecho, broncearse bajo el sol irrita la piel y aumenta las probabilidades de tener cáncer de piel.
  7. Es imposible desaparecer las cicatrices de acné: Puede ser frustrante tener cicatrices de acné, pero la solución está en el momento. Primero necesitas desaparecerlas casi inmediatamente después de que aparecen con un producto de ácidos lácticos y glicólicos. También es importante que protejas tu piel con protector solar y, por supuesto, la cuides de manera constante.
  8. Exfóliate lo más posible: La exfoliación sí debería ser parte de tu rutina de belleza, pero hay una delgada línea entre hacerlo apropiadamente y abusar del tratamiento. Trata de hacerlo 2 veces a la semana, y tan sólo para remover las células muertas de tu piel, no para reparar el acné.
  9. El hielo reduce los barritos: Aplicar hielo a un barrito por un periodo de tiempo empequeñece los vasos sanguíneos, haciendo que el barrito se vea más natural y menos inflamado, pero esto sólo es temporal.
  10. Si sufres de acné, debes evitar los aceites en la piel: No siempre. Pareciera contraproducente, pero realmente puede serte de utilidad. Muchos expertos han descubierto que tratar la piel grasa con más aceite es muy efectivo para que la piel deje de producir tanto aceite. En cambio, esto es algo que sólo los dermatólogos pueden tratar efectivamente para no saturar los poros.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Puedes encontrarme en Twitter como @AndyBouchot 😉

Tags from the story
, , ,
Escrito por
Más de Andrea Bouchot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *