5 básicos para rejuvenecer tu piel

La belleza del ser humano proviene de su interior. Es por ello que, conocer la relación entre la nutrición y la piel, debería ser un campo de estudio de gran interés para todos. Hay que recordar que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, ya que funge como un escudo protector al brindarnos una barrera física y química entre el ambiente exterior y los tejidos internos del cuerpo.

El envejecimiento de la piel puede ocurrir de dos maneras: la primera es por la edad, en donde cronológicamente la piel envejece al igual que los demás órganos; y la segunda, es ocasionada por factores externos y relacionados al medioambiente, como lo son la exposición solar crónica, las radiaciones ultravioletas (UV) y la contaminación.

Cabe destacar que, los hábitos no saludables como el tabaquismo, el estrés, la falta de descanso, así como una nutrición carente de vitaminas y antioxidantes, generan radicales libres que dañan seriamente la piel.

Incluye alimentos ricos en antioxidantes

Las vitaminas A, C y E deben estar presentes para poder cuidar y embellecer nuestra piel. Como sugerencia, consume fresas, frambuesas y zarzamoras.

Mantente hidratado

Las células de la piel se mantienen más jóvenes y bellas cuando consumimos agua diariamente. Una célula que envejece más rápido es una célula deshidratada. Recuerda que, la cantidad de agua a consumir, también depende de factores ambientales (temperatura y humedad) y el nivel de actividad física que realiza cada persona.

Publicidad

Consume suplementos

Ingerir colágeno te ayudará a mantener la elasticidad, suavidad y fuerza de la piel, cabello y uñas. El uso de este suplemento debe ser de forma constante para observar cambios y resultados en nuestra piel. Para adquirir un buen suplemento de colágeno, busca que la marca esté certificada y cuente con todos los estándares de calidad.

Nutrición externa para la piel

El uso de cremas, sueros, protectores solares, exfoliantes y mascarillas nos ayudan a cuidar de afuera hacia adentro nuestra piel. Es importante personalizar el uso de una línea de productos para el cuidado de esta, y de acuerdo a nuestro tipo de piel, ya sea grasa, seca o mixta.

Realiza actividad física

El ejercicio nos ayuda a que, a través del sudor, nuestro cuerpo elimine toxinas que la piel no necesita. Además de ser desintoxicante, el ejercicio nos ayuda a liberar el estrés y, por lo tanto, a combatir los radicales libres que atacan a nuestra piel.

Y, recuerda que cuidar la piel de manera externa e interna, está en nuestras manos.

Publicidad

Por: Marien Garza, Miembro del Consejo Consultor de Nutriólogos de Herbalife Nutrition

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot