6 cosas que no sabías de la inflamación en el vientre

inflamación
inflamación

El vientre inflamado es un tema que provoca mucha confusión, y es que puede ser el resultado de unos kilitos de más o de un simple refresco. Y la realidad es que un poco de inflamación no es la gran cosa, posiblemente sea sólo una señal de que necesitas bajarle a los carbohidratos o hacer más ejercicio. Hasta cierto punto, es completamente normal.

Comer bien no evita la inflamación

Incluso tus verduras favoritas pueden inflamarte. Entre los principales culpables se encuentran las bruselas, el brócoli y la coliflor. Lo que pasa es que tu cuerpo no produce una encima requerida para eliminar un cabohidrato en particular de estos alimentos, lo cual provoca gas e inflamación. Las verduras también tienen fibra insoluble, lo cual atrae líquido al intestino, y mientras que esto regula las evacuaciones, también provoca inflamación. Y no es que debas dejar de comer verduras, pero sí sería bueno que las masticaras bien y lentamente… sólo por si las dudas.

Las bebidas carbonatadas no son las únicas que te inflaman

Mientras que las bebidas con burbujas llevan aire al estómago, tomar cualquier líquido con popote resulta en un exceso de aire. El O2 atrapado en tu estómago e intestinos producirá inflamación y gas.

Puedes desinflamarte con agua caliente y limón

Incluso las celebridades juran que este truco funciona, y es que el agua de limón funciona como un diurético. A largo plazo, mantenerte hidratada hará que tu metabolismo funcione bien y tu digestión se lleve a cabo perfectamente.

Publicidad
Las cosas dietéticas provocan más inflamación

Si te gusta consumir alimentos sin grasas o sin azúcar, dale la bienvenida a un vientre inflamado. Esto sucede porque esos alimentos contienen sustitutos de azúcar, los cuales son muy duros para la digestión. Lo que hacen es quedarse en los intestinos atrayendo agua e incrementando la inflamación. Y aunque tu cuerpo pueda digerir estos azúcares falsos, sólo crearán más gas.

Sentarte todo el día inflama

En general, ser más activa incrementa la actividad intestinal. Eso quiere decir que, si te la pasas sentada todo el tía, la digestión se alentará y posiblemente sufras de estreñimiento. Lo bueno de esto es que la solución es sencilla: ¡muévete!

Los lácteos sólo inflaman a los intolerantes a la lactosa

Cualquier alimento tendrá un impacto diferente en cada persona, pero los lácteos son usualmente una causa común de la inflamación. Y aunque creas que es culpa del lácteo, en realidad el 65% de la población tiene una mala habilidad para digerir la lactosa.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Puedes encontrarme en Twitter como @AndyBouchot 😉

Publicidad

Escrito por
Más de Andrea Bouchot