‘Así nos ven’, la historia real de la conmovedora serie de Netflix

‘Así nos ven’ es una nueva serie original de Netflix basada en la devastadora historia real de los 5 de Central Park, un grupo de 5 chavos (que no se conocían), que fueron condenados por un delito que no cometieron en la ciudad de Nueva York el 19 de abril de 1989. 

Basada en hechos reales

Una noche de primavera de 1989, un grupo de aproximadamente 30 adolescentes salieron a Central Park. Algunos causaron serios problemas, como lastimar a otras personas y molestar a los vagabundos. Esa misma noche, una mujer blanca de 28 años, Trisha Meili, salió a correr y horas después fue encontrada violada y desangrándose en medio del parque.

En esa entonces, el caso de la corredora se volvería famoso. Y 5 chavos negros e hispanos, entre 14 y 16 años serían condenados y aprisionados por ello. Se convirtieron en los 5 de Central Park. Pero nunca cometieron el crimen por el que fueron sentenciados.

Kevin Richardson (14), Raymond Santana (14), Antron McCray (15), Yusef Salaam (15) y Korey Wise (16) fueron acusados y juzgados por asalto, robo, motín, violación, abuso sexual e intento de asesinato, relacionados con el ataque a la corredora y otros en el parque esa noche.

Publicidad

4 de los 5 niños admitieron varios ataques en el parque. Todos confesaron ser cómplices de la violación, pero ninguno de los 5 dijo que realmente lo hicieron. 4 de los sospechosos confesaron en cinta y semanas más tarde se retractaron de sus declaraciones, alegando que habían sido coaccionados por la policía.

Antes del juicio, que tuvo lugar en Agosto de 1990, la FBI no encontró una coincidencia de ADN con ninguno de los 5 jóvenes en el kit de violación. Es decir, el semen encontrado en la escena del crimen no era de ninguno de los 5 chicos, así que los fiscales presentaron estos hallazgos como ‘no concluyentes’.

Sin embargo, los 5 de Central Park fueron condenados en 2 juicios separados y recibieron sentencias de 5 a 15 años en prisión.

CENTRAL PARK 5

El verdadero culpable

En el 2002, el asesino convicto y violador en serie Matías Reyes confesó haber violado a la corredora Trisha Meilli. Sabía datos sobre el ataque que nunca se hicieron públicos y las pruebas de ADN también demostraron que era culpable. 

Matías ya estaba cumpliendo una sentencia de cadena perpetua, pero no fue procesado por el ataque a la Sra. Meli porque el estatuto de limitaciones ya había pasado cuando confesó. De hecho, Matías y Korey Wise llegaron a verse en prisión 2 veces.

Publicidad

Eventualmente los 5 de Central Park fueron absueltos de todos los cargos y casi cumplieron sus sentencias. En el 2003, cuando estaban en sus veintitantos, demandaron a la Ciudad de Nueva York por enjuiciamiento malicioso, discriminación racial y angustia emocional.

El caso se resolvió 10 años después por 41 millones de dólares, pero los 5 siguen persiguiendo los 52 millones restantes.

¿Qué pasó con la corredora?

Después del ataque, Trisha Meilli estuvo en coma por 12 días y sufrió hipotermia severa, daño cerebral severo y perdió del 75 al 80% de su sangre.

Su cráneo se había fracturado tanto, que su ojo izquierdo se desprendió de su cavidad, que también se fracturó en 21 lugares. Los médicos pensaron que no sobreviviría o que permanecería en coma permanente.

Recobró la conciencia, pero al principio no podía hablar, leer ni caminar. Después de 6 meses pudo volver a caminar y regresó a trabajar en 8 meses. Desafortunadamente no recuerda NADA del ataque, ni las 6 semanas después de éste.

Nunca dieron su nombre a la prensa y simplemente fue conocida como ‘la corredora de Central Park’. Fue hasta el 2003 que decidió hacer pública su identidad y publicar un libro sobre su caso.

La serie

‘Así nos ven’ ha introducido la historia de los 5 de Central Park a una nueva audiencia. E incluso las personas que ya habían escuchado de ella saben que es muy difícil de creer… y mucho más ver.

El impacto emocional que tiene la serie no debe ser subestimado. No es fácil ver a estos niños y familias sufrir por algo que no hicieron. Es muy conmovedor y frustrante, pero vale MUCHO la pena.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot