“El Infiltrado del kKklan,” un drama por excelencia con mucho humor

A veces no importa si una película está basada en una historia real o en la imaginación de un excelente guionista. Pero en el caso de “BlacKkKlansman “de Spike Lee, el hecho de saber que esta película dramática se basó en eventos reales definitivamente ayuda, porque si esto fuera pura ficción, simplemente sería difícil de creer.

Un policía negro infiltrando el Ku Klux Klan en los años 70 haciéndose pasar por un blanco racista y antisemita. ¿Whaaaaaaaat?

Pero sí, “BlacKkKlansman” está basada en la historia real de Ron Stallworth, el primer policía negro del Departamento de Policías de Colorado Springs, quien vio un anuncio de reclutamiento para el KKK en el periódico, agarró el teléfono, y usando su nombre resal, se hizo pasar por un blanco racista que odiaba a todos los que no tuvieran ‘sangre pura.’ Es en serio: ¡en verdad pasó!

Es un filme dramático que trata temas raciales. Es una película de policías encubiertos. Es una comedia sobre la supremacía blanca. Es una historia de terror sobre esta misma supremacía blanca. Es un recordatorio del estado actual de Estados Unidos y su resiliencia al odio. Pero sobretodo, es una película fantástica.

John David Washington interpreta a Stallworth, un policía negro inteligente, ambicioso, inexperto, que toma riesgos y que definitivamente te hará reír en una que otra escena. Su interpretación es entretenida, pero poderosa. Adam Driver es el socio de Stallworth, Flip Zimmerman, un policía judío que se hace pasar por Stalworth, el racista, para las reuniones en persona con los miembros del Klan.

Publicidad

Entonces tenemos un policía blanco (judío) haciéndose pasar por un policía negro que se hace pasar por un supremacista blanco. Obviamente la cosa se va a poner dramática, pero curiosamente también es entretenida.

Debido a la ardiente retórica de odio por los miembros del Klan (y en algunos casos, sus familiares), y sus planes de cometer un acto terrorista contra civiles inocentes, “BlacKkKlansman” está llena de momentos tensos y agitados. Incluso, para mi, es difícil de creer que ciertas personas eran tan ignorantes y tan monstruosas en la década de los años 70, pero sabemos que las cosas no han cambiado en Estados Unidos, y hay muchísima evidencia de ello en la actualidad.

Los mismos miembros del Klan son unos idiotas. Tienen textura, pero son prácticamente una caricatura absurda. E incluso esto se presenta como un truco cinematográfico inteligente, pues es fácil ignorar a las personas que no están de acuerdo contigo, como una broma sobre sus tontas ideas.

“BlacKkKlansman” es una película divertida, pero no es un chiste. Es un terrible recordatorio del poco progreso que se ha hecho y de lo peligroso que sigue siendo el mundo, cuando los tontos tienen poder y las ideas con odio no son rechazadas.

Publicidad

Con un cast increíble, un guión excelente y bien logradas escenas de humor, “BlacKkKlansman” se convierte en un drama entretenido que divierte, angustia e invita a la audiencia a reflexionar sobre el poder del racismo en este mundo.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot