“Last Christmas”, la película romántica navideña que estabas buscando

A muchas mujeres y hombres nos gustan las comedias románticas porque nos encanta ver cómo 2 personas atractivas pueden enamorarse fácil y rápidamente. Es básicamente el principal requisito del género, pues nos aseguran unas 2 horas de escape para ver algo que nos gustaría que nos sucediera eventualmente. Y ‘Last Christmas: Otra oportunidad para amar’ ofrece exactamente lo que queremos: casi 2 horas de un enamoramiento fugaz entre los bellísimos Henry Golding y Emilia Clarke.

Saliendo de las garras de Game of Thrones, Emilia es el pegamento que une todos los elementos de esta película. Ofrece el suficiente nivel de encanto y carisma para entretener al público y no quedarse como cualquier otra película romántica navideña.

Kate, interpretada por Clarke, es una mujer joven de 26 años que trabaja en una tienda navideña (todo el año). A raíz de un reciente trasplante de corazón, Kate se ha convertido en una persona completamente diferente y autodestructiva. Hace hasta lo imposible para evitar a su familia y su preocupación y opta por quedarse con sus diferentes amigos para no quedarse en la calle. Desafortunadamente la mujer es descuidada y distraída, así que nadie soporta tenerla en casa más de una noche. Y por si no fuera todo, en su trabajo le va peor, y su jefa, ‘Santa’ (Michelle Yeoh), tiene que probar los límites de su paciencia.

Todo parece ir mal hasta que Kate se encuentra con Tom (Golding), cuyo optimismo y ligereza la atraen hasta el límite. Y así comienza el viaje romántico de Katarina, a medida que trata de encontrase a sí misma y el brillo que perdió después de su operación.

Publicidad

Desafortunadamente Golding no tiene el carisma natural que tiene Clarke, y sus escenas juntos no siempre destacan. Sin embargo, el arco de Kate es mucho más interesante, pues la película se centra en ella y en su recuperación, y no en el hecho de que todo se resuelve gracias a un hombre.

Más allá de Golding, Emma Thompson que interpreta a la madre de Kate, y Michelle Yeoh, le agregan grandes momentos al filme, así como líneas y diálogos mágicos que entretienen más que la química entre los personajes principales.

La narrativa tiene sus altos y bajos, a medida que incorpora temas más serios como el Brexit y la xenofobia en Inglaterra. Y, como el título lo indica, escucharás las canciones de George Michael en toda la película, pues Kate, quien quería ser una cantante desde niña, es fan de su música y la escucha casi en todo momento. No creo que tenga mayor significado, mas que la película está inspirada en su canción, ‘Last Christmas’.

No puedo decirles más porque terminaría dando spoilers, así que sólo diré que, como se lo imaginan, es todo un cliché. Pero no el cliché que se imaginan. Y aunque la historia falla en ocasiones, las mujeres en esta película son más que razón suficiente para darle una oportunidad.

Publicidad

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot