Los 10 peores trajes de películas de superhéroes

Sin duda, el traje de un superhéroe es lo que, en gran parte, marca su personalidad. ¿Acaso sería lo mismo Superman sin su capa roja y su ‘S’ en el pecho? ¿Y qué sería del Capitán América sin su icónico escudo? ¿No ha habido eternas discusiones sobre cuál ha sido el mejor traje de Batman en las diferentes sagas del Caballero Oscuro?

Un buen traje puede darle fuerza a un superhéroe y también a un villano. Sin embargo la mala elección del traje puede provocar que toda una película quede arruinada. No hay nada peor que ver en la pantalla un personaje de cómics con una vestimenta que parece sacada de un mercadillo. Por más efectos visuales que pueda haber, la mala elección de vestuario puede echar por tierra todo el trabajo.

Esto es lo que precisamente ocurrió en estas películas, filmes que contaban con 10 de los peores trajes que se han visto en películas de superhéroes.

1. Deadpool (X-Men Orígenes: Wolverine)

Aunque ahora todo el mundo adore a Ryan Reynolds como Deadpool, para el recuerdo queda su lamentable debut en el cine como el Mercernario Bocazas. En ‘X-Men Orígenes: Wolverine’, el superhéroe luce una vestimenta que nada tuvo que ver con su posterior traje en su saga en solitario.

Publicidad

Pero lo peor fue cuando acabó transformado en Weapon XI, más parecía que iba a practicar yoga que a luchar contra Wolverine. Sin duda, un Deadpool que es mejor dejar enterrado en la memoria, algo no hizo el propio Reynolds que aprovechó el éxito de Deadpool para reírse a mandíbula batiente de esta primera versión en las escenas postcréditos de la secuela.

2. Todos los trajes de Batman y Robin 

En la infame ‘Batman y Robin’ de Joel Schumacher no pudo salvarse nada, siendo los trajes de los superhéroes, como también los de los villanos, completamente horrorosos. Si ver a Poison Ivy y a Mr. Freeze con atuendos ridículos hacía esbozar alguna sonrisa, lo peor fueron los trajes de Batman y Robin.

Solo con pronunciar la palabra “pezones”, el público arquea la mirada. El peor traje que ha tenido Bruce Wayne en la historia del cine, hasta George Clooney tuvo que pedir disculpas por semejante bodrio.

Publicidad

3. Catwoman (Catwoman)

La película de ‘Catwoman’ no solo era de una calidad pésima, no se salvó ni su ropa. Vale que esta Catwoman no fuera Selina Kyle pero, ¿tanto costaba hacer un traje decente?

Ese sujetador de cuero negro, guantes con diamantes falsos y una máscara que parecía sacada de una tienda de disfraces, ¿era el traje de una superheroína o de un club nocturno? Sin duda, una vestimenta cutre digna de la calidad de la película.

4. Green Lantern (Green Lantern)

Parece que Ryan Reynolds no tenía atino en su elección de superhéroes al principio. El traje que llevaba en ‘Green Lantern’ estaba hecho íntegraman por ordenador. El resultado fue completamente artificial y frío.

Y todo porque el director de la cinta, Martin Campbell, quería evitar que Hal Jordan llevara un traje de goma que pudiera “parecer poco natural”.

5. Enchantress (Escuadrón Suicida)

Más allá de que parece que acaba de salir de una ciénaga, el diseño del traje de la Encantadora (Cara Delevingne) no solo es que sea poco práctico, es que se le notan todos los efectos visuales cuando cambian de apariencia en la mitad de la película de ‘Escuadrón Suicida’.

Además de que el personaje está mal perfilado en la trama, lo cierto es que la apariencia de la Encantadora parecía más bien el de una bruja de un pantano que de una villana de una película de superhéroes que, por cierto, parecía improvisada.

6. Steel (Steel, Un héroe de acero)

No es extraño que la adaptación cinematográfica de ‘Steel’ que se hizo en 1997 haya quedado en el más absoluto olvido. Protagonizada por Shaquille O’Neal (sí, Shaquille O’Neal), la película fue un auténtico descalabro, en todos los sentidos -solo recaudó un millón de dólares cuando costó 16 millones- en el que no solamente su traje estaba mal, sino todo.

La calidad de la cinta parecía digna de una producción de serie Z hecha por aficionados. De hecho, el traje parecía comprado en las rebajas de Primark. Afortunadamente, la memoria ha enterrado a una película que nunca debía haberse realizado.

7. Daredevil (Daredevil)

Está claro que, salvo los X-Men y el Spider-Man de Sam Raimi, los años 2000 no fueron muy buenos cinematográficamente hablando para el resto de los superhéroes de Marvel. El Daredevil de Ben Affleck sigue recordándose como una de las peores adaptaciones de un personaje de la Casa de las Ideas.

A ello hay que añadirle su traje, que aunque sea bastante similar al del cómic era una trampa para el propio héroe. Y es que uno de los grandes poderes de Daredevil reside en su habilidad física y el grueso cuero de su ropa le hacía moverse de forma completamente artificial. Parecía un superhéroe con agujetas.

8. Elektra (Elektra)

Daredevil no fue el único que tuvo una mala elección de vestuario, la Elektra de Jennifer Garner tampoco se libró. En su película en solitario, el personaje luce un look poco práctico para ejercitar las artes marciales.

Cierto es que Elektra en los cómics sea muy sensual, pero no se expondría a poner su vida en peligro con un traje que deja su cuerpo al descubierto. Afortunadamente, la versión del personaje en la serie, ya cancelada, de Netflix, llevaba una vestimenta mucho más práctica para pelear con los malos.

9. Cyborg (La Liga de la Justicia)

Parece que tras el traspié del traje por CGI de ‘Green Lantern’, los ejecutivos de Warner no aprendieron, porque la armadura de Cyborg en ‘Liga de la Justicia‘ luce igual de artificial que la de la película protagonizada por Ryan Reynolds.

Aunque Zack Snyder aseguró que el resultado final iba a estar más logrado, el traje de Cyborg se notaba superpuesto a Ray Fisher. Los ejecutivos deben tomar nota de que la vestimenta de superhéroes hecha por CGI para actores reales, rara vez se ve natural. Incluso puede dar fe de ello Tony Stark en Infinity War…

10. Emma Frost(X-Men: Primera Generación)

Cierto es que en los cómics Emma Frost no luce unos trajes muy prácticos que son puro fan service para cierto tipo de público, pero en su adaptación al cine, a January Jones le hubiera venido bien un traje más elegante o, al menos, uno en el que no parezca que va constantemente en ropa interior.

Realmente, el gran problema de su vestimenta en ‘X-Men: Primera generación’ era que, paradójicamente, no iba en sintonía con el resto de los superhéroes y villanos de la cinta, era demasiado contraste. Lo interesante es que Emma Frost puede ser un personaje que dé mucho juego en el Universo Cinematográfico de Marvel ahora que los X-Men van a unirse.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot