‘Los huérfanos de Brooklyn’, ¿el mayor reto de Edward Norton?

Edward Norton regresa como director (y protagonista) con una historia de detectives basada en la novela de 1999 de Jonathan Lethem, ‘Los huérfanos de Brooklyn’. Y aunque la historia tenga un entorno contemporáneo en el libro, Norton nos lleva a los años 50 en Nueva York para resolver un misterio al estilo Noir.

‘Brooklyn’, o en este caso, Lionel Essrog (Edward Norton) es un hombre con Síndrome de Tourette, cuyos tics y gritos espontáneos pueden llegar a ser vergonzosos para el público, pero útiles para su trabajo como ayudante de un detective llamado Frank Minna (Bruce Willis). Para un actor como Norton, que tiene una larga trayectoria con personajes variados, Lionel por sí mismo representa un nuevo reto, así como la idea de construir un clásico filme noir alrededor de él.

Te puede interesar: Películas de terror basadas en una historia real

Cuando Frank Minna es asesinado, Lionel decide resolver el misterio y vengar a la única figura paterna que tuvo. Este asesinato inicial da lugar a una conspiración que afecta a personas pobres de tes negra, debido a una discriminación por parte del gobierno, específicamente de una persona, Moses Randolph (Alec Baldwin), un pseudónimo vagamente disfrazado de Robert Moses, el constructor moderno de Nueva York que básicamente eliminó vecindarios enteros para hacer puentes y carreteras que se utilizan hasta hoy en día. Moses es un visionario, es un hombre engreído y con poder, pero también es un hombre cuyo rencor hacia las minorías le van a cobrar factura eventualmente.

Publicidad

Alec Baldwin interpreta al villano principal, y la película regresa a la vida cada vez que está en pantalla. Su interpretación no sólo es fenomenal, sino que todo lo que dice es importante para el filme, pero también relevante para lo que vivimos hoy en día.

Unos personajes secundarios son más interesantes que otros, como Laura (Gugu Mbatha-Raw), una activista que lucha por los vecindarios pobres y Paul Randolph (Willem Dafoe), quien sirve como informante para Lionel, pero a veces las conversaciones sólo sirven para agregarle minutos a la historia y no valor.

La recreación estilizada de Nueva York es impresionante, especialmente por el modesto presupuesto que manejaron. Además, como el clásico noir que es, el efecto de jazz le da a la historia un buen sentido del lugar y el tiempo.

Te puede interesar: 5 razones para emocionarte con el estreno de ‘The Irishman’

Publicidad

Al final, el filme trata de hablarnos sobre discriminación y desigualdad, pero aunque la historia central es la resolución de un misterio, la película se pierde con facilidad, dándole problemas de ritmo a sus casi 2 horas y media de duración.

Pero a pesar del ritmo, ‘Los Huérfanos de Brooklyn’ es la historia de detectives que nos hacia falta. A veces parece más una lección de historia que una película de misterio, pero Edward Norton logra mantenernos atraídos hacia su personaje y sus objetivos.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer