10 lecciones de tu hermana menor

Tener una hermana menor es tener una personita que te verá como su ídolo. Además, tienes la responsabilidad de cuidarla y asegurarte que elija el buen camino. Pero no sólo ellas salen beneficiadas de tener una hermana, aunque no lo parezca, ellas nos enseñan más, que nosotras a ellas.

  1. Compasión: Tener una hermana menor te mostró todo un nuevo nivel de amor. Te ha enseñado lo importante que es mostrarle lo mucho que la quieres, ya sea cuando se rompe el brazo o cuando sufre su primer corazón roto.
  2. Liderazgo: Ser una hermana mayor quiere decir que has aprendido a tomar el rol de líder. Seguramente eres más cuidadosa con tus acciones, porque quieres que afecten positivamente la vida de tu hermana. Además, quieres que vea que sabes tomar buenas decisiones, para que ella haga lo mismo más adelante.
  3. Perdón: Nadie es perfecto y, sin importar que tan duro lo intentes, en algún momento cometerás errores con tu hermana. Una de las lecciones más importantes que te ha enseñado, es el perdón. A pesar de todos sus problemas, seguirás siendo su ídolo.
  4. Paciencia: No puedes tener un hermano menor sin aprender un poco de paciencia. Desde enseñarle a hacer su propio correo electrónico, a demostrarle cómo se maneja un carro. Serás parte de su familia, pero también serás su maestra.
  5. Instinto maternal: Seguro te tocó ser niñera en ocasiones, y esto no solamente te molestó en su momento, sino que también te ayudó a conocer tu instinto maternal. Tuviste que regañarla, enseñarle a hacer sus cosas, cuidarla, alimentarla y, en general, a ver por su salud en todo momento.
  6. Defender lo que vale la pena: Ya sea que la hayas defendido de los niños que agarraron su barbie, o con tus padres porque creían que ella tiró el tarrón favorito de mamá… siempre estuviste de su lado. Con ella aprendiste a defender lo que verdaderamente vale la pena.
  7. Vivir el momento: En un pestañeo, tu hermana pequeña se convirtió en una mujer. A través de su relación, te has dado cuenta que el tiempo vuela, y es importante aprovecharlo y disfrutarlo. La vida es corta, así que vale la pena compartirla con ella.
  8. Buena comunicación: Tener una hermana pequeña es aprender a llegar a un acuerdo. A veces ella querrá ver sus caricaturas y tú una película, pero aunque ambas tengan gustos diferentes, hay que respetar las opiniones de los demás.
  9. Importancia: Nunca serás el ídolo de alguien más hasta que tengas hijos. Ella te enseñó a verte de otra forma en el espejo; la forma en que ella te ve. Después de todo, por algo quieres ser como tú cuando crezca.
  10. El ‘bullying’ es malo: Puede que la hayas molestado cuando eran pequeñas, pero mientras pasaba el tiempo, te debiste haber dado cuenta del daño que puede causar el ‘bullying’. Es mejor apoyarla y ayudarla a sobrellevar sus inseguridades, que alimentarlas.

Foto: Archivo

Tags from the story
, , , , ,
Escrito por
Más de Andrea Bouchot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *