castiga a tus hijos de forma correcta

Debes tener siempre presente que el castigo se basa en lecciones, no en violencia. la idea es que le generes a tus pequeños buenas cualidades, no inculcar inquietud y consternación.

Reprende, no avergüences. Evita hacerlo frente a sus amigos o en lugares públicos, un niño avergonzado puede presentar comportamiento malicioso o violento con el tiempo.

Asegúrate que el niño entienda por qué lo estas castigando. Evita la típica frase “o “porque yo mando, porque yo lo digo”.

Usa ordenes sencillas. No te extiendas, los niños no son psicológicamente receptivos a lecciones complicadas o muy largas cuando se les está regañando y parte de lo que se dice se pierde en el aire.

Que el castigo sea inmediato. No dejes que transcurra mucho tiempo, los niños pueden olvidar la razón del castigo y lo tomarán como una agresión injustificada.

Publicidad

Escucha la versión del niño. Asegúrate de conocer bien los hechos, deja que se expliquen para que no se sientan indefensos.

No guardes rencor. Una vez finalizado el castigo, haz borrón y cuenta nueva. Así evitarás que el niño tenga sentimientos de culpabilidad por faltas del pasado.

Más de Joselyn Vasquez Beaujon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *