10 cosas que seguro no sabías de tu vagina

Ya, en serio: TODAS tenemos vagina. Pero, ¿qué tanto sabemos de ella en realidad? A veces pasa tan desapercibida, que no creemos tener la necesidad de saber más sobre ella, sus cuidados e incluso su anatomía.

Es un órgano que se limpia por sí solo

Al contrario de lo que muchas personas creen, tu zona íntima no necesita mayores cuidados de limpieza. Tu vagina produce sus propias sustancias para eliminar líquidos indeseados y bacterias. De hecho, la mayoría de los productos de higiene femenina en realidad hacen más daño, que bien al desequilibrar el ph natural de la vagina e incrementar el riesgo de infección.

Tener un orgasmo es mejor que tomar un ibuprofeno

“Hoy no, mi amor, me duele la cabeza…” Cuando tienes un orgasmo, tu cuerpo libera químicos llamados endorfinas, que actúan como una morfina natural. ¿El resultado? No sólo sentirás un poco de euforia, sino que el orgasmo servirá como analgésico.

Las mujeres petite no tienen vaginas más estrechas

Es un completo mito que, dependiendo del tamaño de la mujer, su vagina será más grande o pequeña. La vagina es elástica y puede expandirse (a veces al doble) durante el sexo, sin importar el tamaño de su cuerpo.

Las mujeres petite y delgadas tienen una estructura pélvica más pequeña, pero no hay nada que sugiera que sus órganos internos también sean pequeños. Sí, el parto es más difícil para mujeres pequeñas, pero no tienen una vagina más estrecha.

Publicidad

No todos los hongos son malos

Las infecciones por hongos son causa de un crecimiento excesivo de organismos que ya existen en tu vagina. Tienden a multiplicarse fuera de control cuando tus defensas bajan, tu dieta es deficiente, estás tomando antibióticos o incluso si usas ropa interior de nylon ajustada.

Para evitar que el hongo se salga de control, limita tu consumo de azúcar y carbohidratos.

Conoces el punto G, pero ¿qué hay del punto A?

Si nunca has escuchado del punto A, sigue leyendo porque esto te interesa, pues es la clave para tener orgasmos más fuertes, largos y mejores. El punto A es un pedazo de tejido sensible que se encuentra en el extremo de la vagina y justo en frente del cuello uterino. Cuando se estimula, reacciona con las contracciones orgásmicas y produce lubricante.

Una vagina saludable NO huele mal

Si tu zona íntima está bien, no debería oler mucho, lo cual quiere decir que un olor penetrante o malo es un posible indicador de un problema potencial de salud.

Publicidad

Un cambio en el olor natural de tu vagina podría significar deshidratación, una infección vaginal o una ITS. Si no sabes de donde viene, lo ideal es consultarlo con un especialista.

Los hombres no son los únicos que eyaculan

¿Alguna vez has sentido ganas de orinar durante el sexo, estuviste a punto de hacerlo, te aguantaste y perdiste la urgencia inmediatamente? Es posible que te hayas aguantado la eyaculación femenina.

Así como el punto G, la técnica exacta depende de cada persona, pero hay mujeres que dicen que las sensaciones son más fuertes.

El tamaño en verdad no importa (mucho)

La vagina promedio mide 7.5 cm (10 cuando se excita) y puede adaptarse para acomodar casi cualquier tamaño promedio de un pene. A menos que el miembro de tu pareja mida menos de 7 cm, es posible que no lo sientas mucho. Pero de ahí en fuera, el tamaño no es la gran cosa.

No todas tienen punto G

Los científicos finalmente descubrieron el punto G en el 2008, pero al hacerlo, también descubrieron que millones de mujeres no lo tienen. Las investigaciones indican que las mujeres con punto G tienen regiones internas significativamente más gruesas. Las pruebas de sangre también muestran que tales mujeres afortunadas tienen niveles más altos de químicos ligados a la función sexual.

El orgasmo empieza en el cerebro, no la vagina

¿Crees que el placer viene de tu zona íntima? No. El acto del orgasmo ocurre en tu cabeza, cuando ciertas vías cerebrales se desactivan ya que están unidas a receptores de células nerviosas y mensajeros químicos, mientras que otros se activan con la explosión más grande de dopamina que puede recibir el cuerpo legalmente.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot