10 opciones para iniciar una vida fitness

Que levante la mano quien tenga una vida fitness… ¿nadie? Malas noticias, chicas; la inactividad física es el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la mortalidad mundial. Y, según la OMS, al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud.

La OMS recomienda que los niños y jóvenes inviertan como mínimo 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.  En la etapa de la adolescencia, el ejercicio se puede convertir en un gran aliado para enfrentar los cambios físicos y emocionales, pero es importante contar con la supervisión de un coach para evitar lesiones, sobre todo si desean iniciar una rutina en el gimnasio, algo que se recomienda iniciar a partir de los 13 años.

Cambiar de hábitos e incorporar alguna rutina de ejercicio desde pequeños hasta la edad adulta, es fundamental para evitar el deterioro físico como consecuencia del envejecimiento. El ejercicio es para todos, y si no sabes qué actividad realizar, Club Mundet te invita a participar en uno de los siguientes deportes para iniciar una vida fitness:

Para pequeños y adolescentes:

  • Natación: Uno de los deportes más completos, su práctica puede iniciarse a cualquier edad. Tiene múltiples beneficios y se trabajan todos los músculos de cuerpo, además ayuda a la coordinación motriz, así como al sistema circulatorio y respiratorio.
  • Karate:  Más allá de un deporte, defensa personal o cintas de colores, el karate puede ser una filosofía de vida para alcanzar el equilibrio personal. Estas enseñanzas se vuelven un sistema educativo, donde los niños aprenden disciplina, respeto y tolerancia, al tiempo que fortalecen el sistema óseo y muscular, mejoran los reflejos y adquieren destreza.
  • Futbol:  Permite a los pequeños desarrollar sus habilidades físicas, ganar nuevos amigos, divertirse, mejorar su autoestima y trabajar en equipo. Su práctica requiere de movimiento constante, por lo que mejora la resistencia, velocidad y agilidad.
  • Danza:  Los niños pueden expresar y crear a través del movimiento rítmico de su cuerpo. Participar en danza o baile, los ayuda a comunicar su estado de ánimo, sentimientos o pensamientos. A nivel físico, mejora su coordinación motriz, además de ejercitar diversas partes del cuerpo.
  • Ttriatlón: Si bien es cierto que, para practicar triatlón se requiere resistencia al combinar tres disciplinas (natación, bicicleta y atletismo), este entrenamiento está diseñado de acuerdo a la edad de cada niño y son supervisados por profesores calificados en estas áreas.

Para adultos:

  • Park Hitt:  Es un programa de ejercicios funcionales de alta intensidad en intervalos cortos, se efectúa al aire libre, donde se puede quemar 1000 calorías por clase. Integra diversas disciplinas para lograr resultados en un corto tiempo: incluye spinning, atletismo, futbol, box y algunos ejercicios de parkour, entre otras.
  • Reformer  Después de tantas horas de estar sentado en el trabajo, es necesario una actividad que nos ayude a alejar los dolores de espalda, Reformer te ayudará a sentirte bien. El objetivo principal es mejorar el balance, coordinación, flexibilidad, fuerza y corregir la postura. Por medio de una máquina de pilates los ejercicios son precisos, dinámicos y direccionados a trabajar todo el cuerpo.
  • Tenis:  Un deporte en el que puedes trabajar solo o en equipo, te ayuda a mejorar la agilidad, fuerza, flexibilidad, coordinación y fortalecer el sistema musculoesquelético. Además, en cada entrenamiento o competencia te ayudará a controlar la presión y los nervios, parte importante que tenemos que manejar en la vida diaria.

Si tienes más de 50:

En adultos mayores de 50 años el ejercicio ayuda a mejorar las funciones cardiorrespiratorias, musculares, la salud ósea, reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles y el deterioro cognitivo.

Publicidad
  • Rutina en Gimnasio o Interiores:  Una rutina apropiada  se basa en las necesidades de cada persona, existen dos estilos de ejercitación: los de alto impacto, se caracterizan porque durante la actividad los dos pies dejan de tener contacto con el suelo, implican entrenamientos con una fuerte presión sobre el cuerpo como correr, saltar; los de bajo impacto, actividades físicas en las que por lo menos un pie tiene contacto con el piso, ejercicios sin complejidad con menores posibilidades de sufrir dolores,  ideales para personas de la tercera edad.
  • Gyrokinesis: Esta práctica combina los beneficios de yoga, danza, gimnasia y tai chi, donde con ayuda de un banco o una silla se realizan movimientos en círculo o espiral que activan los músculos y las articulaciones. De la mismo forma, incorpora técnicas de respiración que brindan ritmo y fluidez a cada grupo de ejercicios.

Conoce más sobre estas actividades, te invitamos a Club Mundet para tomar una clase y junto con un coach, descubrir lo que puede lograr tu cuerpo al ponerlas en práctica.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot