5 cosas que debes saber si quieres bajar de peso rápido

Desde programas dietéticos, hasta tés desintoxicantes, existen MUCHOS productos que te prometen resultados casi instantáneos.  Pero, ¿en realidad es posible perder una cantidad sustancial de peso de manera saludable? No. Y lo que pasa es que, cualquiera que pierda peso rápido, SIEMPRE lo termina recuperando. De hecho, la mayoría hasta recibe más kilos de los que inicialmente perdió.

  1. Estrés horrible: Comer menos de lo que tu cuerpo necesita, acelera la producción de la hormona cortisol, o también llamada la hormona del estrés. Esto aumenta el apetito y se incrementa la acumulación de grasa en la parte abdominal. Eso quiere decir que tendrás antojos horribles y estarás de MUY mal humor. Gracias, pero mejor no, gracias.
  2. Tu metabolismo se alenta: La pérdida de peso acelerada juega con tu mente: tu cuerpo reconoce la deprivación calórica como hambre y prende el botón de supervivencia metabólico, haciendo que el metabolismo se alente para conservar energía. ¿Los resultados? Tu cuerpo acumula más grasa y no tienes tanta energía.
  3. Te conviertes en una salvaje por comida: Cuando empiezas una dieta rápida, tus niveles de leptina, la hormona que controla el hambre, caen durísimo. Como resultado, te vuelves en una mujer loca por la comida. Te da antojo de TODO y haces lo que sea por comer.
  4. No podrás tener el cuerpo que quieres: Córtale a las calorías y tus músculos sufrirán. Cuando no comes lo suficiente, tu cuerpo empieza a utilizar tu masa muscular de energía. Entonces, además de que perderás tonificación, quemarás menos grasa.
  5. Estarás más seca que el desierto: Este tipo de dietas te hacen perder peso de agua, mas no grasa, lo cual resulta en una severa deshidratación. El agua, como sabrá TODO el mundo, es una parte vital para el funcionamiento humano. Elimina toxinas, entrega nutrientes, facilita la digestión, etc. Cuando no hay agua en el organismo, tendrás dolores de cabeza, estreñimiento, dolor, fatiga, ¡y más!

Foto: Archivo Eme de Mujer

Puedes encontrarme en Twitter como @AndyBouchot 😉