5 momentos en que NO debes tomar agua

agua
agua

La mayoría conocemos las reglas de tomar agua: toma cada vez que puedas, 2 litros son necesarios y carga con una botella a donde sea. Nos hidrata, evita los antojos e incluso quema calorías extra. Pero como con cualquier otro hábito saludable, más NO es mejor, incluso cuando hablamos de agua. Aunque no lo creas, hay veces en que NO deberías seguir bebiendo.

Cuando ya tomaste demasiado

Es increíblemente raro, pero es posible que tomes TANTA agua que pongas tu salud en riesgo. Si bebes suficiente para diluir el equilibrio natural de sodio en tu cuerpo, podrías provocar una condición llamada hiponatremia. Esto sucede muy seguido entre atletas, y provoca inflamación celular que causa náusea, vómito, convulsiones y hasta la muerte.

tumblr_mzart5Xs971r2zyogo1_500

Cuando tu pipí está transparente

Publicidad

¿Cómo sabes que has tomado suficiente agua? Olvida el dicho de “8 vasos al día” y mejor ve al baño. Si ves una pipí color limonada, has alcanzado los niveles óptimos de hidratación. Y si ves orina clara, seguramente has tomado MÁS de lo que necesitas.

Cuando comiste mucho

Ésta es una excelente estrategia para no comer de más: toma un vaso de agua antes de comer para que naturalmente te llenes un poco. Sin embargo, no es recomendable tomar MUCHA agua antes o durante una comida pesada, especialmente porque te sentirás inflamada y hasta con náuseas.

tumblr_n199zjc4LZ1siib9mo1_1280

Cuando vayas a hacer ejercicio intenso por mucho tiempo

Publicidad

A través del sudor perdemos electrolitos, potasio y sodio. Si en verdad sudas mucho, necesitarás reemplazar tales nutrientes, los cuales NO se encuentran en el agua. Un suero es perfecto, pero también podrías tomar agua de coco, la cual naturalmente es rica en potasio, magnesio, sodio y vitamina C.

Cuando tiene mucha azúcar

Ya sé: el agua no es lo más dulce del mundo, ni tiene el mejor sabor, pero las aguas con endulzantes artifificiales han sido relacionadas con un aumento del hambre e incluso de peso. En general, hacen más daño que bien y deberías prestarle más atención a las cantidades.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Puedes encontrarme en Twitter como @andybouchot

Escrito por
Más de Andrea Bouchot