5 pasos para dejar las pastillas anticonceptivas

pastillas anticonceptivas
pastillas anticonceptivas

Sin importar qué tan confiada estés en cambiar de método anticonceptivo, renunciar a las pastillas se puede sentir tan atrevido como romper con alguien. Especialmente porque este método tenía sus grandes ventajas: menos cólicos, periodos más fluidos, y una piel más radiante.

La forma en que tu cuerpo reaccionará NADIE la puede anticipar, pero depende de cuánto tiempo hayas tomado pastillas y las razones por las que empezaste a tomarlas. Si has tomado la decisión de dejarlas de por vida, hay 5 pasos que debes conocer para que la transición no sea tan dramática.

  1. Chécalo con tu doc: Idealmente todo debería empezar con una visita al doctor, especialmente si te preocupan los efectos secundarios. Si sólo tomabas pastillas para no embarazarte y tus periodos no eran tan insufribles, no notarás muchos cambios. Pero si durante tu ciclo menstrual tus ovarios aterrorizaban a todo tu cuerpo… que dios te bendiga.
  2. Prepárate: Si tu menstruación dolía como un infierno, prepárate con un ibuprofeno, compresas calientes y técnicas de relajación. Si tomabas pastillas por razones dermatológicas, asegúrate de tener un ritual para el cuidado de tu piel que te ayude a disminuir los brotes de acné.
  3. Deja las pastillas: El proceso de renunciar a las pastillas es muy básico: simplemente debes dejar de tomarlas, preferentemente después de terminar el último paquete. Dejar de tomarlas a medias puede causar sangrado irregular e interrumpir el ciclo de tu menstruación.
  4. Deja que tu cuerpo haga lo suyo: Para algunas mujeres, el ajuste menstrual después de dejar las pastillas puede ser una montaña rusa; periodos más densos, cólicos horribles, cambios de humor y acné de adolescente. Por otro lado, si llegabas a experimentar sensibilidad en los senos, dolores de cabeza y náusea mientras tomabas tus pastillas, esos efectos desaparecerán rápidamente después de dejarlas. Tu ciclo normal también regresará después de 1 o 2 meses.
  5. Pon atención a tu cuerpo: Después de dejar las pastillas, deberías esperar de 2 a meses para ver qué pasa con tu ciclo menstrual. En este punto tu cuerpo debería regresar a la normalidad, pero si después de 3 meses tu menstruación no regresa, ve con tu doctor para asegurarse de que tus hormonas estén funcionando correctamente. Lo mismo sucede con el sangrado irregular o dolores muy severos. Si sientes que algo anda mal, pregunta.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Puedes encontrarme en Twitter como @AndyBouchot 😉

Publicidad

Escrito por
Más de Andrea Bouchot