Ardor y olor en las flatulencias

gas
gas

Las flatulencias olorosas no son divertidas, mucho menos para quienes las sufren… o las que tienen la mala suerte de olerlas. Pero antes de que decidas quedarte en casa y sufrir todo el día, deberías saber cómo prevenirlo y, en caso de ser posible, ponerle una solución.

En primer lugar, ¿por qué hay flatulencias?

Pasar gas es una función normal del cuerpo humano. Imagina que es el sistema de ventilación de tu cuerpo. El gas es el producto de la digestión de todo lo que comemos. Entonces, mientras comes, tu cuerpo digiere lo más posible. Y las bacterias que se quedan en el tracto gastrointestinal, especialmente los carbohidratos, causan mucho gas.

En tu popó sale la fibra, pero el gas metano o sulfuro es el producto de lo que sale del cuerpo a través de otras vías, es decir: gases.

¿Y por qué huelen mal?

Publicidad

Simple: tu flatulencia es lo que comes. El olor del gas se basa en lo que comes. Si consumes crucíferos como el brócoli (que tiene sulfuro) el olor será muy fuerte. Si te han tocado flatulencias que huelen a huevo podrido, es porque posiblemente comiste algo con mucho sulfuro, como el espárrago y col. Estos alimentos huelen mal antes de que entren al cuerpo, así que no debería sorprenderte que mantengan ese olor al salir.

Y si eres estriñida, el olor será peor, pues quiere decir que las heces se han acumulado en el colon y el olor poco a poco va empeorando.

¿Puedo hacer que huelan bien?

Antes que nada, trata de evitar el estreñimiento. Los movimientos intestinales regulares ayudarán a que tu organismo esté sano y salvo. Tampoco te aguantes los gases o la popó, si lo haces, se fermentarán y todo saldrá peor.

Publicidad

Mi primera recomendación es que saques ese gas y tomes probióticos. También deberías prestar más atención a tu dieta, pues la fibra es esencial para que haya movimiento intestinal regular.

¿Y si hay ardor con la flatulencia?

Si tu gas arde, es posible que también tengas diarrea y, como resultado, el ano se haya irritado. O, también es posible que hayas comido algo picante.

Evita alimentos que causen irritación y considera tomar un medicamento que arregle problemas intestinales. Recuerda, si te arde al comerlo, es posible que te arda al sacarlo.

¿Cuándo debería preocuparme?

Nuestro gas huele diferente a veces, pero en la mayoría de las veces, no es indicador de que algo ande mal. Generalmente no hay un tipo de gas más preocupante que otro.

En cuanto a tu popó, sí hay señales de alerta, tales como moco, sangre o cambios de color drásticos. Pero sin importar si tus gases huelen a huevos o fresas, realmente no pueden decirte mucho de tu salud. Es tan sólo el producto de lo que comes.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot