Causas de los bochornos (aparte de la menopausia)

¿Acaso está haciendo mucho calor, o sólo eres tú? Si últimamente has estado sufriendo de bochornos y todavía no está cerca la menopausia, es normal que asumas que es un problema de salud.

Pero no te preocupes. Sentir un poco de calor no es signo automático de algo malo, o el final inminente de tu ciclo menstrual. En realidad puede ser algo tan común como estrés, fatiga o incluso un cambio en tu peso.

Eres resistente a la insulina

Si estás sudando todo el tiempo (especialmente en las noches) y no soportas el calor, podría ser que seas resistente a la insulina. Esto quiere decir que a tu cuerpo le está costando mucho trabajo equilibrar los niveles de azúcar en tu sangre.

El sudor y la sensación de intolerancia al calor es más común personas que son prediabéticos o resistentes a la insulina, según Prevention.

Publicidad

Un problema de tiroides

Si tienes bochornos, es posible que sea culpa de tu tiroides, la glándula en forma de mariposa en tu cuello. Si ésta trabaja demasiado, acelerará tu metabolismo, provocando más calor en tu cuerpo, según Mayo Clinic. Sin embargo, una tiroides que no produce suficientes hormonas, podría tener un efecto similar. El cambio en tu peso, fatiga y palpitaciones son otras señales de un problema de tiroides, ¡cuidado!

Estrés o ansiedad

Si últimamente te sientes estresada o ansiosa, es posible que empieces a sudar de más. Las cantidades grandes de adrenalina pueden causar calor, lo cual es fácil de confundir con bochornos. Trata de tranquilizar tu corazón y tu respiración. Sentir ese tipo de calor es normal, pero si experimentas síntomas más severos, no dudes en consultarlo con un experto.

Embarazo

¿Sabías que nuestra temperatura fluctúa, especialmente durante nuestros años reproductivos? Cada mes, después de ovular, tu temperatura aumenta aproximadamente un grado completo y tu cuerpo se calienta como incubadora para prepararse para el embarazo.

Si quedas embarazada, tu temperatura se mantendrá elevada. De hecho, un estudio del 2013 sobre la fertilidad y esterilidad, descubrió que más de un tercio de las mujeres reportaron sentir bochornos durante su embarazo.

Publicidad

Mucha cafeína

Aunque algunas personas no pueden funcionar sin cafeína en las mañanas, en exceso puede causar serios problemas. Investigadores descubrieron que la cafeína produce calor en el cuerpo, lo cual incrementa la temperatura corporal. Y si ya estás en la menopausia, un estudio en el 2015 descubrió que la cafeína empeora los bochornos.

Comiste algo caliente

La salsa en tus tacos no sólo quema tu coca, también podría aumentar tu temperatura corporal. Con cosas picantes, el cuerpo envía el flujo de sangre a la cara, la lengua y la faringe oral. A medida que aumenta el flujo sanguíneo, puedes sentir más calor.

Si notas que ciertos alimentos te hacen sudar mucho, mantén un registro de alimentos y consúltalo con tu doctor.

Tomaste mucho

El alcohol relaja los vasos sanguíneos en la cara, causando una sensación de calor en la piel. Y tomar de más también puede causar calores nocturnos, una alerta de rebote y sudoración de 3 a 4 horas después de irse a dormir.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer