¿Cómo leer las etiquetas de los alimentos?

Con 458 votos a favor y 2 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley General de Salud para establecer etiquetas en alimentos y bebidas no alcohólicas que incluyan información nutrimental veraz, visible y de fácil comprensión, así como programas que promuevan la alimentación nutritiva y reducir la malnutrición.

De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la vigilancia de los alimentos incluyen aspectos en la nutrición animal, la exposición a contaminantes, el uso responsable de plaguicidas, la aplicación de biotecnología y el etiquetado de los alimentos, este último aspecto es “uno de los instrumentos más importantes de los que puede hacer uso el consumidor para elegir con fundamento alimentos saludables e inocuos; explica el Dr. Fernando Pérez Galaz, Cirujano Certificado por el colegio mexicano de cirugía de obesidad y director de la clínica integral de obesidad y sobrepeso Balianz.

A la vista de muchos, las etiquetas forman parte irrelevante del empaque de los alimentos; sin embargo, su importancia está en la descripción del tipo y calidad de alimento. En el 2014 el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) realizó un estudio que evaluó el etiquetado actual, incluyó estudiantes de nutrición, de ellos, solamente 12.5% y menos de 10% del resto de los participantes (que no eran personal de salud) entendieron el etiquetado. “Que 9 de cada 10 personas no entiendan qué es lo que están ingiriendo es no tener una decisión informada que favorezca a su salud”, condenó el especialista.

¿Por qué es tan importante esta nueva ley?

Las guías de alimentación que tiene México curiosamente vienen de Europa, explicó el doctor Pérez Galaz, se trata de las Guías Diarias de Alimentación o GDA, y el instituto que las ideó y fabricó está patrocinado por la propia industria de alimentos ultraprocesados, desde ese punto ya se tiene un sesgo importante, “no funcionan”.

Publicidad

En contraste, Chile fue el primer país en el 2016 donde hicieron cambios a nivel legal y generaron el llamado etiquetado de emergencia, el cual permite que rápidamente el consumidor tenga mayor información sobre concentración de azúcares, sodio y grasas. Se hace a través de unos octágonos de color negro y los alimentos con alto contenido de estos elementos tienen un señalamiento que lo advierte.

El doctor Pérez Galaz aseguró que el ambiente obesogénico en México tiene que ver también con la información nutricional a la que pueda acceder una madre de familia cuando va al supermercado a buscar los mejores ingredientes. “Sin la información adecuada, las decisiones no son precisamente las más saludables”.

¿Cómo aprender a leer las etiquetas?

Las etiquetas nos permiten elegir el alimento que mejor se adapte a nuestro plan de alimentación, a restricciones médicas o para tomar en cuenta por alergias, a continuación el Dr. Fernado Pérez Galaz nos explica como leer las etiquetas.

  1. Tamaño de la porción

Es la pieza clave en el etiquetado, la mayoría de los alimentos que consumimos llevan más de una porción por empaque, es decir más calorías, grasas y sal. La palabra porción se refiere a una medida estándar; sin embargo nosotros decidimos la cantidad de porciones que consumimos.

Publicidad
  1. Contenido energético por porción

Se refiere a las kilocalorías (kcal), una caloría es la cantidad de energía que brinda el alimento, las kcal en etiquetas generalmente se refieren a una sola porción. Las calorías las obtenemos de los carbohidratos, proteína y con más valor en las grasas (1 gramo de carbohidrato y de proteína es igual a cuatro kcal, mientras que 1 gramo de grasa es igual a 9 kcal).

  1. Unidades en las etiquetas

Se expresan en gramos, miligramos y porcentajes para indicarnos la cantidad de grasas, azúcares, fibra, proteína, vitaminas y minerales. Cuando se expresa en porcentaje se refiere en una dieta base de 2,000 kcal, que es una dieta promedio. Podemos ver si su valor es alto o bajo: si tiene 5% o menos es bajo en ese nutriente; si tienen 20% o más se considera alto en dicho nutriente.

  1. Ingredientes

En esta sección puedes encontrar el ingrediente que está presente en mayor cantidad sobre el producto alimenticio que estas consumiendo. Recuerda que entre menos ingredientes tenga, mejor es el producto. Si empiezas a leer más de 5 ingredientes y si lo que estás leyendo no sabes qué es, mejor ni lo compres. Recuerda que la mercadotecnia está en su auge y siempre nos tratarán de engañar para poder comprar los productos y creer que es un producto de calidad.

En general debemos disminuir y evitar alimentos con alto contenido en carbohidratos (azúcares), grasas, grasas trans y sodio. Elige siempre alimentos que sean altos en fibra, vitamina A, vitamina C, calcio y potasio. Veamos a las etiquetas como unas aliadas en nuestro objetivo nutricional, ya sea para bajar de peso, mantenernos o aumentar la masa muscular.

Foto: Archivo Eme de Mujer