¡Confirmado! Las personas que madrugan son más felices

Tu peor enemigo ahora: el botón de Snooze

De acuerdo un nuevo estudio, levantarte temprano podría tener un impacto positivo en tu salud física y mental. Lástima que los jóvenes no estamos muy inclinados a sacrificar nuestras horas o minutos de sueño extra para disfrutar los beneficios.

Jacqueline Lane, instructora de medicina en el Hospital General de Massachusetts, recientemente realizó un estudio del sueño y publicó sus hallazgos en la Revista Nature Communications. En una entrevista con Today, la profesora reveló que los madrugadores son esencialmente más felices y saludables que las personas que prefieren desvelarse. 

Lane observó que quienes se despiertan temprano tienen un componente genético específico que reduce su riesgo de desarrollar depresión y enfermedades crónicas.

La muestra de población para el estudio estuvo compuesta por 2 grupos, 250 mil personas en los Estados Unidos que usaron los servicios de ADN de la compañía de biotecnología, 23andMe y 450 mil personas del Reino Unido que se inscribieron al Biobanco. Lane y su equipo de investigadores utilizaron medidas de tiempo de sueño para evaluar la biología circadiana en relación con los genes.

Publicidad

Separaron al grupo en personas que madrugaban, y personas que se desvelaban. A partir de ahí, Lane y sus asociados examinaron los genomas para determinar la relación entre sus genes y sus preferencias para dormir, y cómo se relacionaba con su salud. Y lo que encontraron es bastante interesante.

Primero descubrieron que las personas que madrugan tienen una mejor salud mental, aunque esto no afecta su IMC o el riesgo de diabetes tipo 2. Además hay una conexión entre las personas que se desvelan y un alto riesgo de esquizofrenia y depresión. 

Según Lane, la genética de quienes se desvelan es tan sólo un factor a considerar, pues el ambiente y vivir en sincronía con nuestro reloj interno es igual de importante.

Aún así, Lane admitió que se necesitan más investigaciones sobre cómo nuestros genes se ven afectados por nuestros ciclos de sueño. Sin embargo, no te hará daño aprender a despertarte un poco más temprano.

Publicidad

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot