Correr te cambia la vida

correr
correr

Empecé a correr después de los 30 años. Antes había practicado danza contemporánea, pero de pronto, la rutina me llevó a ser sedentaria. En el fondo yo sabía que debía hacer ejercicio, pero nada me motivaba a regresar a los salones de ensayo, ni siquiera los tremendos espejos junto a las barras que tanto encanto me provocaban de niña en las sesiones de ballet.

A los 30, decidí que mi huella en el planeta debía ser positiva, sin importarme a quién más le favorecían mis nuevas acciones. Me bastaba que sólo a mi me gustara para llevarlo a cabo. Ahí encontré el placer de correr.

En la danza aprendí a escuchar mi cuerpo, tras practicar yoga, pilates y otras actividades que ofrecen en el gym, descubrí que correr me llenaba en muchos sentidos.

1. CORRER ME DIO PACIENCIA. Aprendes que para avanzar, debes trabajar cada día.

correr

Publicidad

2. DESCUBRÍ EL PODER MENTAL. En cada carrera, la fuerza metal es la que te da la constancia o la que te hace desistir de lograr un kilómetro más.

3. APRENDÍ QUE NO TODO ES CONTROLABLE. Aunque determines cuánto correrás cada día, nada te asegura que el día de la carrera, llueva, te duela la rodilla o simplemente tengas fatiga mental y la meta no sea lograda.

4. NO TODO ES LA VELOCIDAD. A veces correr despacio tiene un gran placer que tu cuerpo agradece, son como las diferentes etapas de la vida. O las emociones que vives durante un día.

5. TIEMPO PARA MÍ. Estamos acostumbradas a dar tiempo para todo: la oficina, la escuela, los hijos, los papás, pero no destinamos tiempo para nosotras, correr (o hacer cualquier ejercicio) es el tiempo que te destinas cada día a escucharte.

6. VIVIR CON LOS ELEMENTOS BÁSICOS. Para ejercitarte debes elegir ciertos gadgets que necesitas, algunos son prioridad, otros sólo son un accesorio. De igual manera en la vida hay cosas NO necesarias para vivir.

Publicidad

7. COMPRENDER EL DESAPEGO. Esta actividad me permitió comprender que toda la gente necesita un espacio, que cada individuo corre a su ritmo y que para correr o cualquier otra actividad en la vida, hay que ser creativo.

8. RECONOCER LA IMPORTANCIA DEL DESCANSO. Trabajar sin duda trae grandes recompensas, pero aprender a realizar pausas nos fortalece.

9. LA DISCIPLINA ES BÁSICA. Si bien, correr trajo a mi vida una actividad que requiere compromiso, la disciplina me ha formado un carácter de tenacidad.

10. CAMBIÓ MI PERSPECTIVA. No se me hace pesado correr porque lo hago con gusto y es un ejercicio que reestructuró mi forma de ver la vida, ahora resuelvo la vida de otra manera, más simple y asertiva.

 

Por: Victoria Tapia

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de equipo eme

Horóscopo del 17 de Junio

Conoce lo que los astros tienen preparado para ti
Leer más