Si tu estómago te pone a pensar… ¡Cuidado!

¿Alguna vez has padecido molestias estomacales súbitas, estreñimiento súbito o evacuaciones incontrolables? Cuidado. Tu vida puede estar en riesgo.

Cifras del sector salud refieren que al menos el 50% de la población en general, en edad productiva ha experimentado algún padecimiento estomacal que le impide realizar sus actividades cotidianas como asistir a la escuela, realizar sus rutinas físicas o cumplir con su trabajo.

De acuerdo con la gastroenteróloga Gabriela Nahim Barrón Reyes, especialista en Cirugía Abdominal y Laparoscópica, los padecimientos gastrointestinales más comunes entre la población mexicana son gastritis, colitis, dispepsia, estreñimiento, esofagitis, gastroenteritis, amebiasis y parasitosis y casi todos están relacionados con una vida llena de estrés y una muy mala concepción alimenticia.“Lamentablemente, el mexicano tiene una cultura equivocada de la alimentación; mientras una dieta correcta y amigable con nuestro estómago nos indica realizar cinco comidas breves a lo largo del día, nosotros estamos acostumbrados a hacer una o dos comidas SÚPER comidas para todo el día y, lo peor, éstas están recargadas de alimentos procesados, de origen animal o ricas en grasas y carbohidratos. Esto nos expone irremediablemente a trastornos gastrointestinales que si bien pueden resultar ‘inofensivos’ o de ‘fácil curación’, detrás de ellos puede estar gestándose un verdadero y riesgoso problema de salud”, advierte Barrón Reyes.

Y es que a decir de la experta, el paso de la indigestión constante (con sus evidencias más claras: estreñimiento o diarrea) a un cuadro clínico crónico es sólo cuestión de tiempo, pues el Síndrome de Colon Irritable (SCI) puede estar ya tocando a la puerta.

Publicidad

El SCI, un padecimiento embustero y mortal

En un consultorio de Medicina General se reciben por lo menos a 1 de cada 10 pacientes con algún síntoma de SCI. Pero la cifra aumenta si hablamos de especialidades. Nahim Barron ubica sus estadísticas en 1 de cada 3 de sus pacientes con síntomas de SCI. No es de extrañar entonces que los padecimientos gastrointestinales sean ya la segunda causa de ausentismo laboral.

Este escenario se vuelve complejo porque a decir de Barrón Reyes el SCI, es el padecimiento gastrointestinal más frecuentemente “diagnosticado por los propios pacientes”. El SCI afecta a millones de personas en el mundo, y sus síntomas son distensión abdominal recurrente, dolor y diarrea, que puede alternarse con estreñimiento. Quienes lo padecen pueden presentar flatulencia, cólicos, acidez estomacal, náuseas, vómitos, fatiga, sudoración excesiva, temblor corporal e incontinencia súbita. Con tantas posibilidades resulta fácil que sea el propio paciente el que “diagnostique” el padecimiento. Pero justo en esta simpleza radica la complejidad del SCI.

“Diagnóstico” o “Autodiagnóstico”; “Vida o muerte”

Publicidad

La importancia de ser diagnosticado con colon irritable, radica en que existe un grupo de enfermedades gastrointestinales que pueden simular dicha enfermedad y en realidad no serlo. Por ejemplo: Infestaciones por parásitos, Enfermedad celíaca, Enfermedad intestinal inflamatoria, Intolerancia a la lactosa, Endometriosis, Cáncer de ovario, Cáncer de colon y Enfermedad diverticular. Con este antecedente, la especialista en cirugía abdominal subraya la necesidad de precisar oportunamente que la enfermedad que creemos tener (en este caso SCI) sea exactamente esto y no otra cosa.

El SCI es un padecimiento cuyo diagnóstico puede considerarse de exclusión; es decir, se debe descartar que en realidad él o la paciente no tenga alguna de las enfermedades previas, para poder decir que se trata de un colon irritable. Ahí es donde radica su importancia ya que cada uno de los padecimientos antes mencionados tiene un pronóstico y un manejo completamente diferente uno del otro. “De nada me servirá atender los síntomas de un SCI, si en realidad a lo que me estoy enfrentando es a un cáncer de colon. Por eso, es fundamental el diagnóstico certero por un responsable en la materia. Es mejor saber qué te está pasando y poder encararlo para recuperar la salud, a dejar que la enfermedad siga su curso y avance sin que te puedas dar cuenta. Esta es la diferencia entre Vida y una Vida con Calidad”, exhorta la Dra. Barrón

Por: Gastroenteróloga Gabriela Nahim Barrón Reyes
Puedes encontrarla en su Facebook

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot

Juego previo: 5 ideas que deberías probar

Es momento de encender la llama de la pasión
Leer más