Guía rápida para estimular el clítoris

Esta guía te ayudará a realizar diferentes técnicas para tocar, estimular y frotar el clítoris durante la masturbación o el sexo. El clítoris lo único que hace es dar placer, ¿por qué desaprovechar algo tan maravilloso?

Ambiente

Esta parte es aburrida, pero es importante (¡no te la saltes!). Crear un ambiente que te ponga de buen humor es fundamental para un buen orgasmo.

  • Asegúrate de que tu habitación esté limpia y fresca
  • Acomoda las luces para sentirte incómoda. Está permitido apagar las luces, poner velas o colocar una blusa sobre la lámpara para bajarle a la intensidad de la luz.
  • Prende un incienso o una vela aromática para que se incentive el poder del olfato
  • Tómate uno que otro trago de vino o tequila para ponerte de buen humor
  • Ponte algo que te haga sentir sexy; desde tu brasier o tanga, hasta unos tacones.

Cónocete

El primer tipo de estimulación de clítoris que vamos a cubrir es la masturbación y la estimulación manual.

Publicidad
  • A un lado: La primera es sencilla. Sólo necesitas frotar la piel cerca del clítoris de un lado al otro con un dedo. No es necesario aplicar presión directamente al clítoris todavía. En lugar de eso, frota la parte de arriba de éste para no hacer contacto directo. Empieza con una presión muy ligera, y entre más excitada estés, incrementa la presión. Deberías alcanzar el orgasmo con esta técnica, pero si no deberás acercarte un poco más para un mayor contacto.

clit

  • 2, 3 y 4 dedos: Aquí usamos casi toda la mano. Esto obviamente brinda más estimulación, cada dedo tocando el clítoris en sincronía, pero no al mismo tiempo. Puedes moverlos de un lado a otro o realizar movimientos circulares. La clave está en experimentar.

En el sexo

Antes que nada, debes hablarlo con tu pareja. Todas estas técnicas funcionan increíblemente bien siempre y cuando tu pareja esté en sincronía contigo y tu cuerpo. Así que habla primero con él y explícale lo que necesitas. De otra forma NUNCA entenderá lo que quieres hacer, y mucho menos podrá ayudarte a conseguirlo.

  • Primero que nada: La cantidad de presión que apliques al clítoris es casi siempre fundamental para el placer que recibirás. Si tu galán no puede aplicar suficiente presión, no vas a sentir mucho.
  • El frote: A un nivel básico, vas a frotar tu clítoris con su piel o pelvis. Si están usando la posición del misionero, tu galán necesita presionar el área arriba de la base de su pene directamente al clítoris y moverse de arriba a abajo. Si le cuesta mucho trabajo, tú haz ese movimiento mientras él se enfoca en lo suyo. ¡Experimenta!

2

  • El volcán: Ésta técnica funciona mejor con la posición de la Vaquerita. Mientras estás arriba, él tiene que bajar su mano hacia tu vagina y poner sus dedos en posición de V como se ve en la imagen. Mientras presiona la V en su pene, sus nudillos deberán estar en contacto directo con el clítoris, y sus dedos en tus labios vaginales. Como sus nudillos están algo duros, el frote será MUY placentero.

Fotos: Archivo Eme de Mujer/The Bad Girl’s Bible

Publicidad

Puedes encontrarme en Twitter como @andybouchot

Escrito por
Más de Andrea Bouchot