¿Las palomitas de microondas causan cáncer?

Las palomitas son parte esencial del cine y televisión. ¿O a poco no es padrísimo ver la nueva temporada de tu serie favorita con unas palomitas para botanear? Además, no tienen mucha grasa y son ricas en fibra.

Sin embargo, ciertos químicos de las palomitas de microondas (junto con en empaque) han sido relacionados con efectos negativos de salud, incluyendo cáncer y una condición peligrosa en los pulmones. Pero, ¿qué tanto de esto es real?

¿La relación entre las palomitas y el cáncer?

La posible relación entre las palomitas de microondas y el cáncer no es por las palomitas mismas, sino por los químicos llamados compuestos perfluorados (PFC por sus siglas en inglés) que se encuentran en las bolsas. Los PFC resisten la grasa, lo que los hace ideales para evitar que el aceite se filtre a través de las bolsas.

Sin embargo, estos químicos también se encuentran en: cajas de pizzas, plásticos para sándwiches, sartenes de teflón y otro tipo de empaques para alimentos.

El problema con los PFC es que se descomponen en ácido perfluorooctanoico (PFOA), una sustancia química que podría causar cáncer.

Publicidad

Estos químicos llegan a las palomitas de maíz al meterlas al microondas. Y cuando las comes, entran en el torrente sanguíneo, donde pueden permanecer durante mucho tiempo.

Los PFC se han utilizado TANTO, que alrededor del 98% de los gringos ya tienen este químico en la sangre (y nosotros no estaremos muy atrás). Es por eso que los expertos en salud han estado tratando de averiguar si están relacionados con el cáncer y otras enfermedades.

Un grupo de investigadores conocidos como C8 Science Panel estudió los efectos de la exposición a PFOA en los residentes que vivían cerca de una planta de fabricación en Washington y después de varios años de investigación, descubrieron una relación con diferentes condiciones de salud, incluyendo cáncer de riñón y testículos. 

La FDA produjo su propia investigación y descubrió que las palomitas de microondas podrían representar más del 20% de los niveles promedio de PFOA en la sangre de los estadounidenses.

Publicidad

Como resultado de la investigación, las empresas han dejado de usar PFOA en sus productos desde el 2011. 5 años después, la FDA prohibió el uso de 3 químicos de PFC en los empaques, así que tus palomitas actuales NO deberían tener estos químicos.

Sin embargo, desde entonces, se han introducido nuevos químicos para las bolsas de las palomitas de maíz. Y no se sabe mucho de ellas.

¿Las palomitas de maíz pueden provocar otros problemas de salud?

Las palomitas de microondas han sido relacionadas con una enfermedad pulmonar muy grave llamadaenfermedad de las palomitas.’ El diacetilo, una sustancia química que se utiliza para darle a las palomitas su sabor y aroma de mantequilla, está relacionado con un daño pulmonar grave e irreversible si se inhala en cantidades grandes.

El pulmón de palomitas hace que las pequeñas vías respiratorias en los pulmones se cicatricen y se estrechen hasta el punto en que no pueden dejar entrar suficiente aire. La enfermedad causa dificultad para respirar y otros síntomas similares a los de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Hace 2 décadas, el riesgo de esta enfermedad se limitaba a los trabajadores de las plantas de palomitas de microondas. Sin embargo, se informó que un hombre de Colorado desarrolló la enfermedad después de comer 2 bolsas de palomitas de maíz al día durante 10 años. 

Y en 2007, los principales fabricante de palomitas de maíz eliminaron el diacetilo de sus productos.

¿Cómo evitamos el riesgo?

En conclusión, los químicos relacionados con cáncer y enfermedades pulmonares han sido eliminados del empaque original de las palomitas de microondas. Y aunque algunos químicos actuales son cuestionables, comer palomitas no debería provocar mayores problemas de salud.

Si aún así te preocupa el tema, te recomiendo hacer tus propias palomitas con aire o en la estufa con aceite de oliva y un poco de sal.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot