Todo lo que debes saber del trasplante fecal

Los problemas estomacales pueden ser abrumadores. Y cuando son crónicos, pueden afectar la calidad de vida de las personas. De ahí la importancia de los trasplantes de microbiota fecales (TMF), una nueva forma experimental de tratar estos problemas. Y es exactamente a lo que se refiere el nombre: un trasplante de popó de alguien más, hacia tu cuerpo. Suena como algo asqueroso, pero últimamente ha ganado una excelente reputación.

Qué es

El TMF se realiza a través de un procedimiento médico que recolecta las heces de una persona saludable y las coloca (a través de una colonoscopía o enema) dentro de un tubo en los intestinos de un paciente no saludable.

Como la donación de sangre, se pueden donar heces… y es más común de lo que crees. ¡Ojo! No cualquiera puede ser donador; cada uno tendrá que hacerse pruebas para asegurar que sus heces estén completamente saludables. ¡Si no qué chiste!

Los donadores deben tener entre 18 y 50 años, un IMC menor de 30 y debe pasar las pruebas de copro y sangre generales.

Publicidad

Quién lo necesita

El TMF es la solución para aquellos que tengan ciertas infecciones bacterianas o enfermedades intestinales crónicas. Sin embargo, la FDA no ha aprobado esta técnica porque la microbiota fecal es considerada “biológica” o una “droga biológica”. Por eso mismo, los trasplantes fecales siguen siendo experimentales.

C.diff es una de las tantas bacterias que ocurren naturalmente en tus heces, pero que al mismo tiempo pueden causar infecciones fatales si superan sus números normales. ¿Qué causa una sobrepoblación? Tomar muchos antibióticos. Según los expertos, el trasplante fecal tiene una tasa de éxito del 90% para el tratamiento de C. diff, y los efectos secundarios del procedimiento tienden a ser un mínimo malestar.

El futuro

Publicidad

La teoría del trasplante es ésta: como nuestras heces son ricas en bacterias, pueden repoblar otros cuerpos de buenas bacterias. El potencial en la medicina es amplio, y hoy en día hay muchas investigaciones alrededor del uso de trasplantes fecales para combatir enfermedades como: obesidad, enfermedades cardíacas, diabetes, autismo, condiciones psiquiátricas, condiciones de la piel, etc.

Tu popó es poderosa… ahora hay que saber cómo aprovecharla.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Tags from the story
, , , , , ,
Escrito por
Más de Andrea Bouchot