Lo que tu olor corporal te está diciendo, según la medicina china

Y de repente tu olor corporal se vuelve fuerte y notorio… pero, ¿por qué? Es difícil conocer la razón porque aparece de la nada, pero la antigua medicina china nos podría dar una mejor explicación.

Para aquellos que no la conocen, la medicina tradicional china se enfoca en la sanación mente- cuerpo y se basa en los principios del yin y el yang, elementos opuestos que deben existir para el equilibrio de un qui saludable (o energía vital).

Debido a que la salud es holística, los olores son potencialmente útiles para reconocer el estado de salud de las personas. Por supuesto, si experimentas un olor corporal MUY notorio, lo ideal sería consultarlo con un profesional.

Ver más: Glúteos firmes, cuerpo de impacto

Estrés y ansiedad

Un olor corporal parecido al humo o algo quemado puede indicar un desequilibrio en el corazón. En la Medicina China, el corazón es el líder de nuestra actividad mental y conciencia, así que cualquier desequilibrio puede provocar problemas como estrés, ansiedad e insomnio.

Publicidad

Este desequilibrio provoca un olor similar al humo, el cual se relaciona con el elemento del fuego.

Problemas en el hígado o vesícula

El olor corporal rancio está relacionado con el hígado y la vesícula. Estos desequilibrios están relacionados con el elemento de la madera.

Podrías tener un olor rancio y sentir irritabilidad o cambios de humor temperamentales. El elemento de la madera tiene que ver con el flujo, incluyendo la planeación y la toma de decisiones. Tomar mucho alcohol y comer alimentos grasosos y picantes empeora este desequilibrio, así que la alimentación es crucial para este problema.

Problemas para dormir

Un olor corporal dulce, a veces similar al de flores marchitas, está relacionado con el meridiano del bazo, un área lateral de tu cuerpo que tiene que ver con la gestión de pensamientos e intenciones. Este olor también corresponde al elemento Tierra, el cual representa qué tan conectada estás con ella.

Publicidad

El olor está asociado con la humedad. Las dietas húmedas (puerco, bajas en grasas y altas en carbohidratos o lácteos) pueden empeorar el desequilibrio. Además podrías sufrir retención de líquidos, inflamación y muchas preocupaciones.

Desequilibrio de pulmón o colon

El olor corporal de algo podrido puede estar relacionado con un desequilibrio pulmonar o del intestino grueso. Esto está relacionado con el elemento del metal, el cual tiene que ver con cuánto tiempo nos aferramos a emociones como el dolor.

Puedes tener tos seca o flema en los pulmones, o problemas de estreñimiento o diarrea. Recuperar este equilibrio implica dejar ir las emociones, limpiar la mente y purificar el alma.

Problemas en los riñones

El olor corporal de algo podrido, similar al amoniaco o agua de mar, está relacionado con los riñones y el elemento del agua (nacimiento y desarrollo). Podrías sentir fatiga extrema y sentimientos de miedo. Recuperar la energía y voluntad puede ayudarte a encontrar el equilibrio de nuevo, así como actividades como correr y caminar.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot