Los videojuegos ¡ayudan a bajar de peso!

Los videojuegos, combinados con la práctica de ejercicio físico, pueden ayudar a bajar de peso y disminuir la presión arterial y el colesterol en niños con sobrepeso, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Luisiana (Estados Unidos) y que ha sido publicado en la revista ‘Pediatric Obesity’.

El trabajo analizó a niños de 10 a 12 años que tenían sobrepeso u obesidad, la mitad eran niñas y más de la mitad eran afroamericanas. El estudio asignó aleatoriamente niños a un grupo de “juegos” de 23 familias o un grupo control de 23 familias.

Se alentó al grupo de juegos a cumplir con las recomendaciones nacionales de 60 minutos por día de actividad física y se les dio una ‘Xbox 360’, ‘Kinect’, 4 videojuegos, y se les pidió que jugaran en su casa con un amigo o familiar durante seis meses. También recibieron un ‘libro de desafío’ para completar tres sesiones de juego de una hora cada semana y un ‘Fitbit’ para seguir sus pasos cada día.

Así, los científicos comprobaron que el uso de los videojuegos redujo el índice de masa corporal (IMC) en aproximadamente un 3%, mientras que el grupo de control aumentó su IMC en un 1%; el colesterol en 7%, mientras que el grupo de control aumentó el colesterol en 7 percentiles; y la actividad física en un 10%, mientras que el grupo control disminuyó su actividad física en un 22%.

Publicidad
Retrasa el envejecimiento mental

Una investigación realizada por la Universidad de Iowa demostró que jugar por lo menos 10 horas semanales ayuda a retrasar el desgaste cerebral y mantiene intactas las habilidades cognitivas por un equivalente de 7 años.

Esto se debe a que los videojuegos generalmente son un desafío para el cerebro lo que permite ejercitarlo. Además reduce las posibilidades de desarrollar enfermedades mentales.

Mejora el cerebro

Un grupo de científicos analizaron el cerebro de 23 voluntarios de 25 años a quienes les pidieron que jugaran Super Mario 64 durante media hora al día por dos meses. Mientras que a otro grupo les dijeron que no jugaran ningún videojuego.

Los resultados demostraron que el grupo que jugaron incrementaron su materia gris en el hipocampo derecho, la corteza prefrontal derecha y el cerebelo, zonas que son utilizadas para planear estratégicas, formación de memoria y la relación mano-ojo.

Disminuye el estrés

El profesor de psicología Christopher Fergunson, aseguró que los gamers que tienden a jugar videojuegos violentos llegan a calmarse y relajarse mucho más rápido. Esto se debe a que pueden expresar su rabia o molestia a través del personaje.

Publicidad

Con información de Europa Press

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot