El pan no es malo, es que no sabes cómo comerlo

pan
pan

Hay mucho pan de dónde escoger; el integral, el blanco, el de granos, el entero, el de rebanadas, etc. Y aunque es claro que no todo el pan es igual, puede ser MUY difícil saber cuál es el más saludable. Y es que… con tanto miedo que nos han metido hacia los carbohidratos, el pan puede ser satanizado increíblemente, cuando en realidad es rico y nutritivo.

  1. Entero es clave: El grano entero es la clave, y es que los productos de grano entero incluyen fibra, proteína, vitaminas y minerales que el cuerpo necesita. Y hay en todos los supermercados, sólo tienes que buscar la palabra ‘entero’ 😉
  2. Asegúrate de que la etiqueta diga 100%: Hay muchos productos que te dirán que tienen ‘granos enteros’ aunque sólo tengan un 51%. Es por eso que es súper importante examinar la etiqueta. Y en cuanto a alimentos orgánicos o convencionales, puedes saltarte el pan orgánico, pues no es un factor muy importante en cuanto a pan se refiere.
  3. Entre menos ingredientes, mejor: La ausencia de sabores artificiales, colores y preservativos es igual de importante. Lo más recomendable es evitar aditivos difíciles de pronunciar y diferentes tipos de aceites. Trata de leer la tabla de ingredientes, si se te dificulta mucho, ¡no lo compres!
  4. Enfócate en la fibra: Lo has escuchado muchas veces antes, y lo escucharás de nuevo: la fibra es CRUCIAL para tu dieta. No sólo te ayuda a sentirte llena, sino que también promueve el movimiento y salud intestital. Checa cuántos gramos de fibra tiene cada rebanada y elige el que tenga más de 3.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Puedes encontrarme en Twitter como @AndyBouchot 😉

Tags from the story
, , , ,
Escrito por
Más de Andrea Bouchot