Cómo perder grasa y construir músculo ¡al mismo tiempo!

grasas
grasas

En el mundo del fitness, la mayoría nos enfocamos en perder peso, es decir, quemar grasa. Pero, ¿y si pudieras crear músculo mientras eliminas esos kilos de más? ¿No tendría un mayor impacto, tanto en tu salud, como en tu peso?

Y es que sí, idealmente deberías enfocarte en hacer ambas cosas, pero también es algo que muchos quieren intentar, pero que sólo pocos pueden lograrlo.

  1. La gasolina correcta: Tu dieta es primero. Pon atención al consumo de proteína y grasa: mucha grasa o muy poca proteína podrían interferir en tus resultados para construir músculo. Por su parte, una dieta alta en fibra, carbohidratos, grasas saludable y proteína te ayudará a bajar de peso. Lo ideal sería un cuarto de carbohidratos, un cuarto de proteína y una mitad de verduras. Toma en cuenta que tus necesidades calóricas son individuales, y dependen de tu tamaño, nivel de actividad y cuánto peso quieras perder. Para eso no hay nadie mejor que un especialista para darte una dieta específica.
  2. No trates de sobrecompensar: Cuando trabajas duro y levantas pesas muy pesadas, pasarán 2 cosas: te dará MUCHA hambre y tu cuerpo te pedirá proteína. Y después de hacer ejercicio, es fácil dejarse llevar por los antojos y el hambre. Aunque un buen plato de proteína te ayude a construir músculo, no te permitirá bajar de peso. En el caso de las chicas, no puedes comer CUALQUIER proteína, tienes que consumir la adecuada.
  3. Olvida la báscula: Aléjate de la báscula. Al principio, cuando pierdas grasa y construyas músculo, los números se mantendrán igual… y es que éstos pueden ser una trampa, pues no te dicen cuánta grasa estás cargando, ni cuánto músculo. Para notar una diferencia, tómate fotos y compara. También lo notarás en tu ropa y tu actitud. Al final del día, ¿qué te dice un número? Es mucho mejor checar tu progreso basándote en tu bienestar y la forma en que te sientes contigo misma.
  4. Checa tus metas: El momento más sencillo para construir músculo y bajar de peso es después de los 6 a 12 meses después de que iniciaste una rutina de ejercicio nueva. Si apenas estás empezando, es obvio que te será muy difícil levantar pesas e incluso crear un hábito, así que no te compliques con metas que sólo te van a desanimar. Imagina que bajar de peso es como tocar la flauta, y construir músculo es como andar en bicicleta. ¿Puedes hacer ambos al mismo tiempo? Al principio deberías darle prioridad a una, y luego dedicarte a la idea de realizar ambas.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Puedes encontrarme en Twitter como @AndyBouchot 😉

Publicidad

Escrito por
Más de Andrea Bouchot

Juego previo: 5 ideas que deberías probar

Es momento de encender la llama de la pasión
Leer más