Pie Plano: Tipos, causas y tratamiento

Conozco más personas con pie plano, que personas con pies normales. Y no parece la gran cosa (o tal vez no lo sea para muchos), pero es una condición que puede causar problemas molestos a largo plazo. Y, de preferencia, debería tratarse desde pequeños.

Si tienes pie plano, tus pies no tienen un arco normal al estar de pie. Esto puede provocar dolor cuando haces mucho ejercicio, o incluso cuando caminas más de lo normal. Cuando se detecta en pequeños, normalmente desaparece entre los 2 y 3 años, pues los ligamentos y tendones se aprietan en los pies y piernas.

Tener pie plano de niños no es algo serio, pero desafortunadamente puede llegar hasta la adultez. En México, afecta hasta 20% de la población y suele causar problemas al correr, caminar o estar de pie por largos periodos de tiempo.

Te puede interesar: Cómo eliminar gas, dolor e inflamación

Tipos de pie plano

El pie plano flexible es el más común. Los arcos en tus pies aparecen sólo cuando los levantas del piso, pero tus suelas tocan el piso totalmente cuando los colocas en una superficie plana. Este tipo de pie plano empieza en la infancia y usualmente no causa dolor.

Publicidad
Tendón de Aquiles apretado

Tu tendón de aquiles apretado conecta con el hueso del talón con el músculo de la pantorrilla. Si está demasiado apretado, podrías experimentar dolor al caminar y correr. Esta condición hace que el talón se levante prematuramente cuando caminas o corres.

Disfunción del tendón tibial posterior

Este tipo de pie plano se adquiere en la edad adulta cuando el tendón que conecta el músculo de la pantorilla con el interior del tobillo se lesiona, hincha o rasga. Si tu arco no recibe el apoyo que necesita, tendrás dolor en la parte interna del pie y el tobillo, así como en la parte externa del tobillo.

Dependiendo de la causa, es posible que tengas esta condición en uno o ambos pies.

¿Qué causa el pie plano?

El pie plano está relacionado a problemas en el tejido y huesos de los pies y piernas. Esta condición es normal en bebés e infantes porque toma tiempo para que los tendones se aprieten y formen un arco. En casos muy raros, los huesos de los niños se fusionan y causan dolor.

Publicidad

Si este ‘aprietamiento’ no ocurre por completo, puede resultar en pie plano. A medida que creces o te lesionas, los tendones en uno o ambos pies pueden dañarse. Esta condición también ha sido asociada con enfermedades como parálisis cerebral y distrofia muscular.

Te puede interesar: ¿Tener sexo regular retrasa la menopausia?

¿Quién está en más riesgo?

Es más probable que tengas pie plano si la condición corre en tu familia. Si eres muy atlética y físicamente activa, tu riesgo es más alto debido a la posibilidad de lesiones en pies y tobillos.

Las personas mayores que son más propensas a caídas y lesiones físicas están en mayor riesgo. Las personas con enfermedades que afectan los músculos, por ejemplo, parálisis cerebral, también tienen un mayor riesgo.

Otros factores de riesgo incluyen: obesidad, hipertensión y diabetes mellitus.

Los síntomas

No deberías preocuparte si tus pies planos no causan dolor o molestias. Sin embargo, si tus pies duelen después de caminar o estar de pie por mucho tiempo, es posible que tu pie plano sea la causa.

También podrías tener dolor en pantorrillas y tobillos. Tus pies también podrían sentirse rígidos o entumecidos, tener callos y posiblemente inclinarse el uno hacia el otro.

Tratamientos

  • Soporte de pies: Darle soporte a tu pie es el primer paso para tratar el pie plano. Primero te van a mandar zapatos otropédicos, y luego plantillas para que le den apoyo a tus pies.
  • Cambios de estilo de vida: Reducir el dolor del pie plano conlleva varios cambios en tu rutina diaria. Por ejemplo: llevar un programa de ejercicio y dieta para manejar tu peso y reducir la presión en tus pies. También te recomendarán no caminar, ni estar de pie por largos periodos de tiempo.
  • Medicamento: Dependiendo de la causa de la condición, podrían recetarte analgésicos y antiinflamatorios.
  • Cirugía: La cirugía es una opción para casos más serios, pero no lo más recomendable. Un cirujano puede crear el arco en tus pies, reparar los tendones o fusionar los huesos o articulaciones. Si tu tendón de aquiles es muy corto, el cirujano podría alargarlo para disminuir el dolor.

¿Puede prevenirse?

El pie plano puede ser hereditario y, en estos casos, no puede prevenirse. Sin embargo, puedes prevenir que la condición empeore usando los zapatos adecuados y dándole buen soporte a tus pies.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot