Qué es una hernia de hiato y cuáles son sus síntomas

Todos sufrimos acidez de vez en cuando, y en un lugar tan mágicamente delicioso como lo es México, la gastritis está a la orden del día. Así que, como muchas otros mexicanos, sufro de una gastritis agresiva y, para colmo, una hernia hiatal.

Suena horrible, ¿cierto? Uno piensa en hernia y se imagina una operación, pero resulta que la hernia de hato es más común de lo que se cree, y no tan peligrosa como suena.

Una hernia de hiato ocurre cuando la parte superior del estómago empuja hacia arriba a través del diafragma y la región del pecho, según la Biblioteca Nacional de Medicina.

El diafragma es un músculo grande que se encuentra entre el abdomen y el pecho. Utilizamos este músculo para respirar y normalmente el estómago está debajo del diafragma. Sin embargo, las personas con una hernia hiatal tienen una porción del estómago que empuja hacia arriba a través del músculo. La apertura por la que se mueve se llama hiato.

Según la Asociación de Concientización sobre el Cáncer Esofágico, esta condición se presenta principalmente en personas mayores de 50 años y afecta hasta al 60% de las personas cuando llegan a esta edad.

Publicidad

Causas

Se desconoce la causa exacta de la hernia hiatal. En algunas personas, ciertas lesiones u otros daños pueden debilitar el tejido muscular, lo cual hace posible que el estómago pase a través del diafragma.

Otra causa es poner demasiada presión (repetidamente) en los músculos alrededor del estómago a través de: tos, vómito, tensión durante los movimientos intestinales y levantar objetos pesados.

Hay personas que nacen con un hiato anormalmente grande lo que facilita que el estómago se mueva a través de él.

Y, por supuesto, entre los factores de riesgo principales, se encuentran: fumar, la edad y obesidad, según Mayo Clinic.

Publicidad

Tipos de hernias

Generalmente existen 2 tipos de hernia hiatal, según Psicología y Mente; hernias por deslizamiento o deslizantes y hernia paraesofágica o rodante:

  • Hernia por deslizamiento o deslizante: Es la hernia más común y ocurre cuando el estómago y el estófago se deslizan dentro y fuera del pecho a través del hiato. Las hernias deslizantes suelen ser pequeñas y por lo general no causan ningún síntoma. Por ende no requieren tratamiento.
  • Hernia rodante o paraesofágica: Este tipo de hernia no es común. Es una hernia fija en la que parte del estómago atraviesa al diafragma y permanece allí. La mayoría de los casos no son graves, sin embargo, existe el riesgo de que se bloquee el flujo de sangre hacia el estómago. Si esto sucede, podría causar daños graves.

Síntomas

Es raro que incluso las hernias hiatales fijas causen síntomas. Sin embargo, si eres de las desafortunadas que experimentan molestias, seguramente será culpa del ácido del estómago, la bilis o el aire que ingresa al esófago:

  • Acidez que empeora al acostarse
  • Dolor en el pecho o dolor epigástrico
  • Dificultades para tragar
  • Vómito

La relación entre el ERGE y la hernia hiatal

La Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (ERGE) ocurre cuando los alimentos, líquidos y ácido del estómago terminan en el esófago. Esto puede provocar acidez y náuseas después de comer. Es común que las personas con una hernia hiatal también tengan ERGE. Sin embargo, eso no significa que cualquiera de las condiciones siempre cause la otra. Puedes tener una hernia sin ERGE y ERGE sin una hernia, según HealthLine.

Cómo saber si tienes una hernia hiatal

  • Endoscopia: Tu médico puede realizar una endoscopia que, aunque puede llegar a ser incómoda, es el procedimiento más sencillo y completo. El médico deslizará un tubo delgado en tu garganta y lo pasará al esófago y estómago. Luego, erá si el estómago está atravesando el diafragma. Cualquier estrangulamiento u obstrucción también será visible.
  • Rayos X de bario: Te pedirán tomarte un líquido con bario antes de una radiografía. Esta radiografía proporciona una islueta clara de tu tracto digestivo superior. La imagen le permitirá a tu médico ver la ubicación de tu estómago. Si sobresale a través del diafragma, tendrás una hernia hiatal.

Tratamientos

La mayoría de los casos de hernia hiatal no requieren tratamiento. Sin embargo, la presencia de síntomas determinará el camino a seguir. Si tienes acidez, empezarás con medicamento, según WebMD.

Medicamento
  • Antiácidos de venta libre para neutralizar el ácido del estómago
  • Bloqueadores de receptores H2 de venta libre o con receta que reducen la producción de ácido
  • Inhibidores de la bomba de protones para prevenir la producción de ácido, lo que le da al esófago tiempo para recuperarse.
Cirugía

Si el medicamento no funciona, podrías necesitar cirugía para la hernia hiatal. Sin embargo, no es lo más recomendable.

  • Reconstrucción de los músculos esofágicos débiles
  • Poner el estómago de nuevo en su lugar y hacer que el hiato sea más pequeño

Para realizar la cirugía, los médicos hacen una incisión estándar en el tórax o el abdomen, o realizan una cirugía laparascópica que acorta el tiempo de recuperación.

Cambios de estilo de vida

El reflujo causa la mayoría de los síntomas de hernia hiatal, así que se recomienda cambiar drásticamente la dieta. Lo ideal es comer comidas más pequeñas cada 3 o 4 horas, así como evitar irritantes como:

  • Comida picante
  • Chocolate
  • Alimentos hechos con jitomate
  • Cafeína
  • Cebollas
  • Cítricos
  • Alcohol

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot