Remedios naturales para los problemas de salud más comunes

Ardor de garganta, náuseas, diarrea, gripa… todos estos problemas de salud nos han afectado en algún momento de nuestras vidas. Y aunque la mayoría dejamos que sigan su curso, hay otros que prefieren buscar un medicamento o un remedio natural fácil y rápido.

Entre los remedios de ‘abuelita’ y la medicina china, hindú y africana… ¿qué es lo que realmente funciona?

Jengibre

Cuando hay un problema estomacal, el jengibre puede ser tu mejor opción para aliviar náuseas, vómitos, retortijones e inflamación. Hay estudios clínicos que demuestran que los químicos del jengibre trabajan en el estómago e intestinos, así como el cerebro y sistema nervioso para controlar las náuseas.

Aceite de coco

Las personas con acné tienden a sobresecar su piel, lo cual acelera la producción de aceite. Por eso te recomiendo aplicar una ligera capa de aceite de coco después de limpiar tu rostro con un enjuague para el acné. Tiene propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, y sus ingredientes, como la vitamina E, reparan la piel y la ayudan a sanar.

Te puede interesar: Aminoácidos, ¿qué tan importantes son?

Publicidad

Sal de mar

Una garganta irritada usualmente es causada por una infección viral, la cual se resuelve por sí sola. Pero el ardor es incómodo y tragar empeora la irritación. Puedes acelerar el proceso disolviendo media cucharada de sal de mar en medio vaso de agua tibia y hacer gárgaras. La sal actúa como imán de agua y jala el exceso de fluidos para reducir la inflamación y soltar el moco, ayudando así a sacar las toxinas y bacterias.

Melaza sin azufre

La melaza negra sin azufre ablanda las heces. Toma una cucharada diaria por sí sola o revuélvela en agua o cualquier bebida. Es especialmente útil para mujeres embarazadas como una alternativa natural a los laxantes químicos. Además, contiene hierro y muchas otras vitaminas y minerales esenciales como la vitamina B6, magnesio, cobre, calcio, potasio, manganeso y selenio. Sin embargo, NO es recomendable para diabéticos.

Vinagre

¿Verrugas? Humedece una bola de algodón en vinagre y aplícala sobre las verrugas varias veces al día. Diluye el agua si pica o arde. Las verrugas son causadas por una infección viral en la capa superior de la piel. El vinagre posiblemente funciona porque su acidez es tóxica para las células virales que se replican.

Te puede interesar: Qué es la fatiga crónica y cómo evitarla

Publicidad

Arroz café

Si tienes diarrea, puedes preparar arroz café con el doble de agua recomendada, luego cuélala. Una vez que el agua se enfríe, bébela. Contiene electrolitos que ayudarán con tu pequeño problema.

Semillas de hinojo

El hinojo puede ayudarte a eliminar el gas del tracto intestinal. Puedes masticar las semillas como si fueran semillas de girasol o tragar una cucharadita al final de una comida.

Ajo

Hay estudios que sugieren que el ajo tiene propiedades que mejoran el sistema inmunológico. Puedes cortar o moler 3 dientes de ajo y exponerlos al aire por unos minutos. Esto aumenta un compuesto de azufre llamado alicina, que actúa como un antimicrobiano para matar virus y bacterias. El calor puede matar la alicina, así que agrega el ajo AL FINAL de cocinar cada platillo.

Orégano

El orégano es una fuente concentrada de antioxidantes, los cuales pueden reducir la inflamación y aliviar el estómago. Para aprovecharlo, puedes agregar 1 o 2 cucharadas de orégano fresco o seco en un vaso de agua caliente y dejarlo reposar por 10 minutos. La dosis recomendada es 3 veces al día.

Te puede interesar: Síntomas de cáncer de pulmón que los no fumadores deben conocer

Azafrán

Estudios sugieren que 15 miligramos de azafrán 2 veces al día puede disminuir los síntomas de síndrome premenstrual, tales como: ansiedad, irritabilidad, depresión, cambios de humor e insomnio. Puedes agregarlo a tu comida, tomarlo en cápsulas o en té. Sin embargo, no es recomendable para personas con trastorno de bipolaridad.

Curcumina

La curcumina es el compuesto antiinflamatorio de la cúrcuma. Se absorbe pobremente en suplementos a menos que tengas pastillas con curcumina biodisponible. Se recomienda para el dolor crónico (como dolores de espalda) o enfermedades inflamatorios.

Té de manzanilla y menta

Si te gusta hablar mucho o ir a conciertos, seguro te irritas constantemente la garganta. Para eso puedes tomar té de manzanilla o de menta, pues reduce la inflamación y alivia el dolor. Y si lo tomas descafeinado, mejor.

Miel natural

La miel natural ayuda a acelerar el proceso de recuperación de cortadas, quemaduras y otras heridas gracias a sus propiedades antibacterianas y antifúngicas.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer