Síntomas raros que podrían ser señal de una enfermedad seria

En la era de Google, es fácil caer en la tentación de buscar en Internet los síntomas más comunes de un resfriado… y terminar pensando que tienes cáncer. Usualmente no hay nada de qué preocuparse. Ese dolor de garganta es una gripa, y la irritación en tu cuello es culpa de una alergia.

Pero a veces un pequeño problema sí podría ser señal de algo más grande. Y aunque no te recomiendo buscar las alternativas en la red, sí creo que deberías consultarlo con un doctor si tu instinto te dice algo.

Ojos enrojecidos

Hay muchas explicaciones para la irritación de los ojos, pero usualmente está relacionado con una infección superficial del ojo llamada conjuntivitis, la cual va de la mano con otros síntomas de un resfriado como: garganta irritada, tos y mocos.

Si no desaparece en unos días, consúltalo con un médico. Si la irritación se prolonga (más de una semana) o trae consigo dolor o cambios de visión, podría indicar una infección más profunda o glaucoma, una enfermedad visual que puede causar ceguera.

Flujo vaginal con mal olor

Cuidar tu salud vaginal es increíblemente importante. Y aunque ésta jamás olerá a rosas, tampoco debería desprender un aroma desagradable, a menos que tengas una Enfermedad Pélvica Inflamatoria, una infección seria de los órganos reproductores femeninos que usualmente es causada por una ITS, según la Clínica de Cleveland.

Publicidad

Si una ITS como gonorrea o clamidia no se trata correctamente, la infección puede expandirse y causar dolor crónico, sin mencionar la posibilidad de infertilidad.

Erupciones en la piel

Si estás experimentando erupciones en la piel, tal vez sea una reacción alérgica. Y, si bien puede no ser señal de nada serio, también puede ser parte de la etapa inicial de una enfermedad.

Ocasionalmente, una erupción en la piel puede ser parte de un proceso de una enfermedad significativa. Si ocasiona dolor, se expande rápidamente y no responde a los tratamientos iniciales, puede ser señal de infecciones más graves o hasta lupus.

Boca reseca

Pasar de tener una cantidad normal de saliva en la boca al Desierto del Sahara no parece gran cosa. Sin embargo, si la falta de líquidos no es el problema, otra posibilidad es el síndrome de Sjogren, un trastorno inmunológico que causa sequedad en ojos y boca. Aunque es posible desarrollar el síndrome a cualquier edad, según Mayo Clinic, es más común en mujeres mayores de 40 años. 

Publicidad

Sudoración excesiva

La sudoración excesiva puede ser vergonzosa, y aunque es un desorden común llamado hiperhidrosis (afectando al 3% de la población), también puede ser síntoma de linfoma no Hodgkin (LNH), un tipo de cáncer que afecta el sistema linfático.

Por lo general, las personas con LNH experimentan fuertes sudores nocturnos, así como pérdida de peso, erupciones cutáneas e hinchazón de los ganglios linfáticos.

Problemas para respirar

Si sientes que te estás quedando sin aliento mucho más a menudo de lo normal, es posible que tengas EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica). Según la Asociación Americana de los Pulmones, la enfermedad bloquea el flujo de aire y dificulta la respiración. 

Dolor en el pecho

Cuando experimentas dolor en el pecho, automáticamente pensarás en un ataque cardíaco. Y, sorprendentemente, en casos raros, también puede ser signo de cáncer de piel. 

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot