¿Sufres de Síndrome del Intestino Irritable?

intestinos
intestinos

No hay nada más molesto que no poder ir al baño cuando sabes que lo necesitas (o no parar de hacerlo). Y es que el estreñimiento y la diarrea pueden afectar a cualquiera en algún punto, pero detrás de los problemas digestivos constantes podría ser el Síndrome del Intestino Irritable. ¿Cómo saber si lo tienes, y no es tan sólo un estómago sensible?

¿Qués es el Síndrome del Intestino Irritable?

El SII es un desorden crónico que afecta la habilidad del sistema digestivo de terminar su trabajo. Hay 2 tipos; el más común, SII-C, es un estreñimiento crónico, mientras que el SII-D se refiere a una diarrea crónica. Aunque los doctores no saben exactamente qué lo causa, las mujeres sufren a causa de él mucho más seguido.

tummy_ache_animated_gif_by_fluttershythekind-d8obqcw

¿Cuáles son los síntomas?

Publicidad

Los síntomas principales del Síndrome del Intestino Irritable son: dolor e incomodidad asociada con estreñimiento o diarrea. El SII es un síndrome de hipersensibilidad, el cual significa que sentirás dolor en el área de los intestinos, migrañas, fatiga, etc.

¿Cuándo deberías consultarlo con un doctor?

En primer lugar no sabrás si sufres de Síndrome del Intestino Irritable a menos que lo diagnostique un especialista. Y para saber que algo anda mal, necesitas tener dolor abdominal o incomodidad al menos 3 días al mes en los últimos 3 meses. Cualquier cambio en frecuencia, apariencia o consistencia de tus evacuaciones también es importante.

Otras señales de alerta incluyen estreñimiento o diarrea asociados con fiebre, sangre en las heces, pérdida de peso inusual o cambios en el patrón de los intestinos.

Y si hay cáncer de colón en tu historial, no estaría de más checar con un doctor CUALQUIER cambio digestivo.

Publicidad

hambre

¿Cómo se trata?

El Síndrome del Intestino Irritable sólo se trata a través de cambios de estilo de vida, incluyendo ejercicio, dieta y el consumo de agua, así como de alimentos hechos de agua como frutas y verduras.

Toma en cuenta que hay alimentos saludables que podrían irritar a los intestinos, y para descubrir cuáles son, tendrás que comerlos y checar la reacción de tu cuerpo. En estos casos no existe un estudio de laboratorio como para especificar alergias, sólo tendrás que escuchar lo que tu cuerpo te está diciendo.

¿Y si sólo es un sistema digestivo sensible?

La diferencia principal entre el SII y un sistema digestivo sensible es que el Síndroma va asociado con dolor o incomodidad, mientras que el otro no. Si no tienes Síndrome del Intestino Irritable, podría ser que hayas comido algo que te cayó mal, o no comes suficiente fibra.

Y no importa si es uno u el otro, pues ambos pueden tratarse sin medicamentos ni otros procedimientos serios.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Puedes encontrarme en Twitter como @AndyBouchot 😉