Tips para comer (y verte) bien

Los buenos hábitos alimenticios pueden verse afectados por situaciones ajenas a los propios alimentos. La falta de recursos económicos o de tiempo son un claro ejemplo de cómo los obstáculos que se presentan día con día nos impiden mantener una vida activa y saludable.

Sin embargo, para seguir motivados y lograr una buena alimentación, hay que buscar que nuestra ingesta diaria recomendada sea más práctica y sencilla. La planeación debe comenzar desde la selección y preparación de los alimentos, hasta el momento en que vamos a degustarlos.

Usa la tecnología

Si no tienes tiempo para ir de compras, existen múltiples aplicaciones y sitios en Internet que te permiten seleccionar tus alimentos, comprarlos e, inclusive, recibirlos hasta la puerta de tu casa.

No compres con hambre o con sueño

Estos factores son distractores que pueden dificultar una selección idónea de los alimentos para ti y para tu familia.

Haz una lista de lo que realmente necesitas

Tener por escrito lo que quieres comprar, permite hacer más eficiente esta tarea. Tardarás sólo unos minutos más, pero podrás ahorrar mucho dinero, reduciendo la probabilidad de comprar comida extra y otras tentaciones.

Publicidad

Compra alimentos no perecederos y por mayoreo

Puedes adquirir estos alimentos de forma quincenal o mensual y, gracias a ello, ahorrarás un poco de dinero.

Sé más eficiente en las tareas de cocina

Destina un día a la semana para lavar, picar, cocer y guisar frutas, verduras y alimentos frescos. Guarda tus alimentos en recipientes dentro del refrigerador y/o congelador. Si tus alimentos están listos y separados, será más fácil consumirlos y aprovecharlos durante toda una semana.

Consume suplementos alimenticios

La ingesta de suplementos alimenticios puede ayudarte a complementar tu dieta diaria. Por ejemplo, en el desayuno puedes preparar un batido con Herbalife Número 1; y como colación, puedes consumir una Barra con Proteína Herbalife.

Invierte en un filtro de agua

Además de ayudar a la ecología evitando el uso de botellas y garrafones de plásticos, tendrás a la mano una fuente de hidratación.

Publicidad

Y recuerda que el cuidado de tu cartera no está peleado con el cuidado de tu alimentación. Al poner en práctica estos consejos no sólo ahorrarás dinero, sino que tu energía y estado de ánimo se verán beneficiados.

Por Marien Garza, Miembro del Consejo Consultor de Nutriólogos de Herbalife Nutrition

Fotos: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot

¿Qué tan importante es una buena alimentación para ti?

¿Qué tan importante lo es en la práctica?
Leer más