5 posiciones que garantizan el orgasmo femenino

No es completamente difícil llegar al orgasmo si eres hombre. ¿Pero para que la mujer llegue al clímax? Vaya… requiere más paciencia y esfuerzo.

Según una investigación publicada en el Diario de Medicina Sexual, los orgasmos vaginales y de clítoris son sensaciones por separado. Así que no deberíamos obsesionarnos con la fuente de placer… a veces lo único que necesitamos es probar algo nuevo.

El interés en probar nuevas posiciones puede hacer una gran diferencia en su placer y excitación. Y ya sea que tu objetivo sea un orgasmo combinado o de clítoris, te recomiendo 5 posiciones que, de una forma u otra, te ayudarán a hacerla gritar de placer.

Acceso Total

Cómo funciona: Debes arrodillarte y separar sus piernas mientras ella está acostada del lado izquierdo. Luego debes doblar su pierna derecha alrededor del lado derecho de su cintura para tener acceso completo a su vagina.

Publicidad

Esta posición es una actualización del misionero porque permite la penetración profunda y tener un ritmo más lento. De hecho, las mujeres prefieren el sexo cuando no es completamente acelerado. Así que esto te permite explorarla más y tener acceso al clítoris para una estimulación anual.

Piernas en los hombros

Cómo funciona: Mientras ella está acostada de espaldas, debes colocar sus piernas en tus hombros. De preferencia, este ángulo debería ser de 90 grados, pero no tenemos que ser exactos.

Permite la penetración vaginal profunda, pero si no brinda suficiente placer (para ella) , te recomiendo usar una almohada en su pelvis. Como siempre, la comunicación es clave. Si ella quiere cambiar de posición, adelante.

Publicidad

Vaquerita

Cómo funciona: Tú estarás acostado y ella se pondrá arriba de ti. Ya conocemos esta posición 😉

Hay muchas variaciones para la vaquerita, así que pregúntale qué es lo que más le funciona. Es posible que prefiera tener los pies sobre la cama o apoyarse en tu pecho. O tal vez quiera un ritmo acelerado o lento. En esta ocasión ELLA es la que tiene todo el control, y por eso mismo es una de las posiciones más placenteras; porque ella sabe lo que le gusta y cómo llegar al clímax, casi sin ayuda de nadie.

La reverencia

Cómo funciona: De rodillas, ella se apoya casi totalmente sobre la cama. Aunque está hincada, su espalda debería permanecer derecha. Si ella tiene problemas de espalda, esta posición podría ayudar esos músculos. Y si no es el caso, será una posición muy relajante para ambos.

Recuerda, si ella está relajada en el sexo, es más probable que tenga un orgasmo. Sin mencionar que la posición permite una penetración profunda y estimulación manual de clítoris.

Con más intensidad

Cómo funciona: Ella tiene que estar boca abajo con las rodillas ligeramente dobladas y la cadera hacia arriba. Para mayor comodidad e incrementar el ángulo de la cadera, les sugiero poner una almohada en la parte de la pelvis.

Tú tienes que penetrar por detrás y no apoyar tu cuerpo completamente en ella. Esta posición ofrece un ajuste perfecto, lo cual intensifica el placer porque te sentirás más grande para ella.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot