5 trucos para aprender a tocarte

Tomando en cuenta todos los beneficios que brinda la masturbación, lo considero una injusticia cuando no la llevamos a cabo con la frecuencia y amor que se merece. Y a pesar de que es un arte muy instintivo para muchas, todavía hay mucho qué aprender al respecto.

Usa un espejo

Verte masturbarte es intimidante, pero también muy excitante. Te recomiendo hacerlo por primera vez llevando una preparación anticipada a cabo. Maquíllate, ponte lencería, arréglate y ponte lo más bonita que puedas. Somos seres visuales, así que debes seducirte a ti misma.

Cambia de manos

Somos criaturas de hábitos, así que tenemos la tendencia de masturbarnos de la misma forma todos los días. ¿Por qué cambiaríamos algo bueno? Pero si cambias de mano, el resultado no sólo será diferente, sino que tú solita notarás un cambio y sentirás algo distinto.

Más allá de las manos

Además de las manos, puedes aprovechar juguetes y gadgets. Ahora en día existe tanta variedad, que no sería justo que no tuvieras mínimo un vibrador. Aunque fueron tabú por mucho tiempo, ahora en día están disponibles y hay más opciones de compra.

Publicidad

Usa ambas manos

Hay muchas cosas que puedes hacer con la mano sobrante. Te recomiendo estimular las otras zonas erógenas que usualmente olvidas (senos, pezones, cuello), pero también tienes la opción de tocar tus labios vaginales o hasta experimentar con un juguete sexual.

Hazlo por más tiempo

Entiendo que no tengas tiempo todos los días, pero cuando estés libre, prueba la técnica del “edging.” En general trata de detenerse antes de llegar al orgasmo. Lo puedes hacer tocándote gentilmente y cuando sientas grandes lapsos de placer, ¡detente! Con tan sólo 2 o 3 veces es más que suficiente para tener un orgasmo más intenso.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Publicidad

Escrito por
Más de Andrea Bouchot

Cómo hacer que el amor dure

Tips para solidificar su relación
Leer más