7 cosas que debes (y no debes) hacer si tu pareja no puede ‘terminar’

Llegar al orgasmo no es tan fácil como dicen. De hecho, es uno de los problemas sexuales más comunes. Aproximadamente el 21% de las mujeres y el 8% de los hombres entre 16 y 21 años, tienen dificultades para ‘terminar’, según un estudio hecho por la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical.

La mayoría sentimos una gran presión por llegar al orgasmo. Dicen que incluso es el único objetivo de tener sexo y recibir placer. Pero ¿por qué le damos tanta importancia si sólo nos hará sentir peor?

NO asumas que es un problema

Como cualquier otra cosa sexual, la inhabilidad de llegar al orgasmo no necesariamente se considera un problema al menos que te moleste. Si estás disfrutando el juego previo o el sexo, sin importar si hay un orgasmo a la vita, tu pareja no debería sentirse mal, y mucho menos deberías hacerlo sentir mal. Es increíblemente común no llegar al orgasmo… y hay muchas otras formas de disfrutar el sexo sin él.

Pero si tu pareja quiere cambiar la situación, apóyalo, pues es claro que a ÉL sí le molesta.

NO te lo tomes como algo personal

Hay muchas razones posibles por las que una persona no puede terminar… y no tienen NADA ver con su pareja. Seguro le gustas, te encuentra sexy y haces todo lo posible por hacerlo sentir placer… pero a veces nuestros cuerpos no pueden cooperar.

Publicidad

Las causa detrás de la inhabilidad de llegar al orgasmo van desde problemas de ansiedad, hasta falta de auto-exploración. Y sí, estos problemas pueden ser culpa de un mal desempeño por parte de uno de los 2, pero para eso está la comunicación y la retroalimentación. No hay nada que no pueda arreglarse 😉

NO te molestes

Si tu ego siente el golpe… no te desquites con tu pareja. Hay mujeres que simplemente se cierran, se voltean e ignoran a sus parejas. Otras lloran, se van de la cama y empiezan a hacer preguntas… o simplemente se enojan.

Desafortunadamente todas estas respuestas solamente lo harán sentir mal y aumentan las probabilidades de que vuelva a pasar. Y está bien que te sientas herida, preocupada o incluso ansiosa. Pero guarda esos sentimientos un rato más. Recuerda que nuestros cuerpos a veces no cooperan con lo que queremos.

NO lo apresures

Tal vez si le hablas sucio, terminará más pronto. Pero es importante que utilices estas técnicas de manera auténtica, y no para apresurarlo. Preguntarle “¿estás cerca?” o “¿ya mero?” no lo ayudará a terminar. De hecho, es molesto y podría distraerlo.

Publicidad

SÍ ponte en sus zapatos

Una buena forma para saber qué hacer es ponerte en sus zapatos. Seguro alguna vez tú no pudiste llegar al orgasmo como querías. ¿Cómo te habría gustado que te hablaran en ese momento? ¿Que habrías esperado de tu pareja?

SÍ sugiere otra actividad

Si lo que están haciendo no funciona para tu pareja, pueden probar algo diferente. Si están en el sexo y él no termina, pueden probar el sexo oral. En lugar de enfocarte en la penetración, busca otras formas para darle otro tipo de placer, ¡hay muchas!

SÍ pregúntale lo que quiere

En lugar de preguntarle qué lo hará ‘terminar’, pregúntale qué le gusta. “¿Ahí?”, “¿Más?”, “¿Más rápido?”, “¿Más fuerte?”.

Como en cualquier momento sexual, NUNCA está de más hablar con tu pareja sobre lo que siente y lo que quiere en la intimidad, en lugar de asumir lo que les gusta a los hombres.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot