¡Ayuda, no puedo tener un orgasmo!

orgasmo

Escribo sobre sexualidad desde hace varios años y aunque personalmente conozco a muchas mujeres que disfrutan del placer sexual con frecuencia (o eso dicen), las estadísticas están en su contra. De hecho, desde hace muchísimo tiempo, he sido consciente de la diferencia de orgasmos entre hombres y mujeres.

El 15% de las mujeres tienen dificultad para tener un orgasmo, y el 10% NUNCA ha llegado al clímax durante el sexo, según Planned Parenthood. Y de acuerdo a un nuevo estudio en los Archivos de Conducta Sexual que encuestó a más de 50 mil adultos, el 65% de las mujeres heterosexuales dicen que siempre son capaces de llegar al orgasmo. Por otra parte, el 95% de los hombres heterosexuales SIEMPRE pueden llegar al clímax. La discrepancia es interesante. 

Pero por más común que sea en escrito, mi experiencia propia es diferente. ¿Y por qué? Porque las mujeres no quieren hablar al respecto. Hay mucha vergüenza alrededor del tema, y no mucha información sobre lo común que es.

Por si fuera poco, son MUY pocas las mujeres que buscan ayuda para encontrar la raíz del problema, ya sea física o emocional, y terminan con sentimientos de ansiedad que empeoran el problema.

La buena noticia es que tu cuerpo puede aprender a llegar al orgasmo. Y no es tan difícil como crees 😉

Publicidad

Toma el control

Primero que nada, quiero que entiendas que tus orgasmos son TU responsabilidad. Algunas mujeres creen que son obligación de su pareja y que el clímax mágicamente sucederá con la penetración.

Pero no sucede así. Tienes que conocer bien tu cuerpo primero y aprender a tocarte para encontrar tu propio placer.

Mastúrbate, tócate y autoexplórate

Tómate unos minutos para explorar tu cuerpo sin buscar un orgasmo. Usa tus manos para tocar tu cuerpo; empezando por tu cuello, tus senos, tu vientre, tus muslos y, por supuesto, tu vulva.

¡No olvides el clítoris! Muchas mujeres no saben que la clave del clímax está en el clítoris. Y si te intimida muchísimo, empieza poco a poco a tocarlo. Es normal que sientas MUCHO con poco, pero sólo tienes que aprender a reconocer los movimientos y velocidades que más te gusten.

Publicidad

Busca otras herramientas

Los sex toys no son malos, al contrario, hay estudios que demuestran que usar un vibrador puede incrementar las probabilidades del orgasmo. Lo único malo de estos es que vienen en formas y tamaños diferentes, así que la variedad puede abrumarte. ¿Pero por qué no probar uno básico al principio?

Cada quien tiene sus preferencias, pero yo te recomiendo algo que vibre, aunque sea pequeño. Una bala vibradora no es cara, y puedes llevarla a cualquier lugar. No hace mucho ruido tampoco, así que es muy segura.

Te recomiendo comprarte un lubricante, tanto para el sexo, como para ti solita. De hecho, hay lubricantes que incluso amplifican las sensaciones, así que deberías aprovechar.

Deja de pensar

Más fácil decirlo que hacerlo, ¿no? Ya sea que tu cerebro esté ocupado con los mandados, o simplemente te estés estresando por no llegar al orgasmo, el estrés y tus pensamientos ansiosos NO sirven para llegar al clímax.

Tu mente tiene un rol increíblemente importante para tu placer sexual y si se distrae o lo saturas de pensamientos negativos, NO vas a lograr el clímax que tanto deseas. El truco es atacar esa tensión antes de masturbarte o tener relaciones. Puedes meditar un rato, relajarte o incluso hacer ejercicio si así lo deseas.

Ponte en el mood

Tu cerebro es uno de los órganos sexuales más importantes. Así que antes de tener sexo, te recomiendo pensar cosas que te exciten, ya sea viendo un poco de porno o leyendo una novela erótica.

Cuando tu cerebro esté listo para el placer, tu cuerpo le seguirá. Pero si te cuesta trabajo excitarte o ponerte en el mood, te recomiendo enfocarte en las sensaciones de tu cuerpo y pensar cosas positivas como ‘quiero pasarla bien’ o ‘eso se siente bien’.

Que sea algo real

Es importante ser abierta y honesta con tu pareja. No mientas sobre tu placer y sobretodo: ¡no finjas tus orgasmos!

Dile a tu pareja cuál es el problema y pídele su ayuda. Si no tienes ningún problema en llegar al orgasmo a través de la masturbación, no tiene nada de malo hacer exactamente lo mismo, pero con tu pareja.

Explícale qué es lo que te gusta y atrévete a probar cosas diferentes a su lado. Si lo que necesitas es estimulación de clítoris, pídele su ayuda o elige una posición que te permita estimularlo manualmente.

¡Habla!

La comunicación es clave para el buen sexo. Y aunque te dé mucha pena hablar sobre estos temas, si no lo haces, posiblemente no llegues al orgasmo que mereces. Nada más asegúrate de mantenerte positiva y dar buena retroalimentación.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot