Christian Grey, ¿nos ha vuelto más exigentes?

Toda mujer tiene su hombre soñado; un hombre tan perfecto, que solamente existe en sueños.

¿Por qué ’50 Sombra de Grey’ se volvió tan popular? Definitivamente no fue el lenguaje ni el sexo: fue Chrisitan Grey. Este chico tan misterioso no solamente era guapísimo, también era millonario, misterioso, listo, todo un ‘bad boy’ y, aún así, era romántico. La película fue un fracaso y muchos han criticado el libro, pero lo que hizo E.L. James nadie lo puede negar, nos dio exactamente lo que queríamos: un hombre de en sueño… Y mucho sexo (obviamente).

Pero, además de haber sido un ‘bestseller’, Christian Grey nos mantuvo entretenidas, nos hizo imaginar y, sobretodo, nos volvió más exigentes con los hombres.

  • Protección: Por mucho que una mujer adore su independencia, ninguna podrá negar el encanto de tener un hombre que la proteja. Fue algo que simplemente nos enamoró: Christian Grey ni siquiera podía imaginar no tener a Ana a su lado, tenía que protegerla a toda cosa. Y sí, era raro que la espiara y tuviera el control de ella todo el tiempo, pero, ¿no te llama la atención un hombre que vería por tu seguridad sin importar lo que pasara? Sí, va muy en contra de la independencia y el hecho de que podemos ver por nosotras mismas… pero solamente es un sueño.
  • Control: Ser mujer es cansado; tenemos que cocinar, limpiar, trabajar, cuidarnos y vernos bien. Ninguna mujer negará que ser chica ¡es difícil! Así que, pensar que un hombre podría llegar a decirnos que nos lleva a cenar y que él se encarga de una noche increíble… ¡sería bienvenido! Estar en control de nuestras vidas llega a ser cansado, así que tener un hombre que nos ayude un poco con la carga, nunca estará de más.
  • Sabe lo que quiere: Christian Grey pudo querer muchas cosas en la vida, pero al momento de conocer a Ana, supo que no querría nada más que ella. ¿Y eso no es sexy? Un hombre que sabe lo que quiere es poderoso y sensual. Es más, si hace lo posible por conseguirlo, ¿no lo hace un galán exitoso? Claro que, cuando somos objetivas, esta es una cualidad que le viene bien, tanto a hombres, como a mujeres.
  • Devoción: No necesitas billones y billones para ser devoto, pero sí es una cualidad atractiva e importante. ¿A qué mujer no le gustaría ser el centro del universo de un hombre? Tal vez sea algo arrogante (de nuestra parte), pero es uno de esos gustos culposos que podemos permitirnos de vez en cuando.
  • Tiene un propósito: Sí, Christian Grey era un multibillonario, pero también hay que resaltar lo perseverante y enfocado que era. A una mujer sí le atrae el dinero, pero también está en la búsqueda de un hombre capaz y que nunca se dé por vencido. Claro que esto no lo hace perfecto, pero definitivamente es algo necesario, tanto en la vida, como en el amor.

Christian Grey no existe… simplemente no hay hombres así de perfectamente imperfectos. Y, por más criticado que haya sido, ¿por qué no quedarnos con lo mejor de él?

Publicidad

Por: Andrea Bouchot

Foto: Archivo

Tags from the story
, , , , ,
Escrito por
Más de Andrea Bouchot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *