¿El coito interrumpido está de regreso?

El coito interrumpido es para los métodos anticonceptivos, lo que el jitomate es para las frutas; la gente no sabe exactamente si es UNO o no. Sin embargo, un nuevo estudio descubrió que cada vez se está utilizando más. De hecho, del 2002 al 2015, su popularidad se duplicó. Y esto NO es nada bueno, pues para empezar no es para NADA efectivo.

No sería un buen método anticonceptivo porque a pesar de que te protege poco contra embarazos, no ofrece ninguna protección ALGUNA para enfermedades de transmisión sexual. No te hace inmune al VIH, VPH, herpes o cualquier otra enfermedad que se transmita a través del sexo. Como método anticonceptivo, te protege un 75% (menos si no se realiza bien).

La única vez en que recomendaríamos el coito interrumpido es cuando se utilice junto con otros métodos anticonceptivos para minimizar el riesgo de embarazo.

Sin embargo, el 60% de las mujeres lo han usado en algún punto de sus vidas y el 18% de las parejas usa el coito interrumpido como su método anticonceptivo principal,

Publicidad

Para usar este supuesto método bien, el hombre debería de ser súper asertivo, es decir, tiene que saber exactamente cuándo va a eyacular y dejar de penetrar en el momento preciso. Pero ya en serio: ¿Quién puede ser TAN preciso?

En pocas palabras; el coito interrumpido es mejor que NADA, pero su repuatción como un MAL método anticonceptivo lo precede.

Los métodos anticonceptivos que MÁS funcionan son: DIU hormonal, vasectomía, ligadura de trompas, DIU de cobre, pastillas, parche y anillos (en orden de efectividad). Si de verdad NO quieres quedar embarazada, tendrás mayores probabilidades con uno de éstos.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Publicidad

Escrito por
Más de Andrea Bouchot