Cómo hacer que el amor dure

Cuando empiezas a salir con alguien, si en verdad te gusta, posiblemente trabajes arduamente en hacerlo oficial y pasar el tiempo suficiente para determinar si son compatibles. Pero construir una relación duradera no es tan fácil como parece.

Primero hay que tener raíces fuertes. Incluso en las primeras citas, es importante ser tú misma. No mientas y no trates de ser alguien mejor que tú. Sé clara y honesta desde el principio para construir una relación sólida sobre una base saludable.

Aunque tú y tu pareja hayan estado juntos por un tiempo, es importante tener una base de honestidad. A medida que pasa el tiempo, ser tú misma los ayudará a tener una conexión más profunda.

La comunicación es crucial

Descubrirás que en los niveles más simples, la mayoría de las peleas con tu pareja son por una mala comunicación. Uno de los 2 podría haber malinterpretado los planes o intenciones del otro sobre algo, lo cual puede provocar una confusión.

Publicidad

Hablen con frecuencia y honestidad. Y lo ideal es que platiquen sobre todo; desde las trivialidades del día a día, hasta de su relación, del sexo, sus decepciones y frustraciones. Ningún tema debe estar fuera de los límites.

Trabajen juntos, no el uno contra el otro

Para crear una relación que dure, deben aprender a trabajar en equipo. Si están discutiendo, será tentador demostrarle al otro que tienes la razón, pero el cambio de actitud puede hacer una gran diferencia.

El punto es trabajar juntos para resolver sus problemas. Cuando se vuelven un equipo, ambos se sentirán apoyados y respetados. De esta forma, no van a discutir para ganar, sino para progresar en pareja. Este tipo de relación crea un ambiente lleno de amor y confianza.

Publicidad

Apoyo

Mucha gente trata de llenar todos los vacíos haciendo lo que su pareja no está haciendo. Si a tu galán no le gusta hacer las tareas domésticas, por ejemplo, no tienes porqué resignarte a hacerlas tú. Y aunque esto hará que su depa esté limpio, no los ayudará a tener una relación sólida.

En lugar de hacer lo que tu pareja no hace, deberías expresar tu descontento sobre el desequilibrio en la relación. Ambos deben poner de su parte… si no no sería una relación de 2.

Sé intencional sobre su conexión

Si tú y tu pareja han estado juntos por un tiempo, posiblemente no seas tan intencional sobre conocerlo más como lo fuiste en un principio. Pero aunque ya conozcas su nombre completo y el nombre de su mascota de la infancia, te aseguro que hay muchas que sigues desconociendo sobre él.

Para construir un amor que dure, debes seguir siendo curiosa. Pregúntale cosas más profundas sobre sus sueños, sus metas, sus ansiedades y frustraciones. Sigue siendo esa chica que quiere saber TODO sobre su chico.

Sé sincera

Todos decimos mentiras piadosas de vez en cuando. Si le dices que se ve bien con su nuevo corte de cabello, aunque te gustaba más cómo se veía antes, está bien. Lo importante es ser honesta en partes clave de la relación.

A veces la verdad es incómoda, especialmente si sabes que tu pareja no será feliz con lo que le digas. ¡Sé valiente! La honestidad en una relación es extremadamente importante porque ambos se sentirán seguros. Aunque te incomode decirle que tu ex te mandó mensaje, hazlo. Así ambos tendrán la oportunidad de hablarlo y profundizar su conexión de pareja.

No siempre tienen que estar de acuerdo

Discutir sobre qué tan seguido hay que lavar la ropa no quiere decir que estén en una relación tóxica. Sólo porque no estén de acuerdo en todo, no significa que su relación esté mal. Sin embargo, es importante ceder de vez en cuando y encontrar una solución que les beneficie a ambos.

Elige tus batallas. Cuando no puedas alcanzar un terreno común, debes estar dispuesta a simplemente estar de acuerdo en no estar de acuerdo. Abstente de criticar y escucha. Respeta la opinión de los demás… aunque no estés de acuerdo.

Crece como individuo

Te sorprenderá creerlo, pero para tener una relación duradera es importante invertir energía y esfuerzo en tu crecimiento personal. Apóyense mutuamente en sus intereses, pasiones, deseos y sueños. Si bien es cierto que una relación es un equipo, también hay que poner atención a las partes individuales del equipo.

Eso quiere decir que si siempre has querido aprender a escalar rocas o si tu novio ha estado ansioso por tomar lecciones de piano, cada uno de ustedes debe animar el viaje del otro para crecer y aprender. Cuanto más apoyo te haga sentir tu compañero, más alentada estarás a desafiarte y arriesgarte día con día.

Sigan saliendo

Sé que suena como un cliché, pero lo ideal es que sigan enamorándose todos los días. Aunque hayan estado juntos por años, seguro pueden tomarse el tiempo de salir de picnic o de cenar bajo la luz de la luna en un restaurante romántico.

Sigan nutriendo su relación. Involúcrense e inviertan en intereses que ambos disfruten haciendo juntos. Las citas deben ser intencionales. Uno nunca sabe, igual y terminan siendo aficionados al tango o a la repostería francesa.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot