Cómo pedirle algo más kinky

El sexo es bueno, ¿no? ¿Pero no crees que podría mejorar? Hay prácticas kinky que pueden sonar absurdas o difíciles, pero hay otras más sutiles y nada dolorosas que seguro podrían intentar. Y si estás interesada en experimentar, ¿qué sigue? ¡Decírselo a tu pareja!

Lo difícil de hablar de sexo con un hombre es que NADIE puede adivinar cómo reaccionará. Si le pides algo más kinky, es posible que se anime, que se enoje o que incluso se sienta frustrado. ¿Acaso el sexo que tienen no es suficiente? ¿Acaso ÉL no es suficiente? Es por eso que es indispensable conocer la mejor forma de abordar al tema. Porque si las timas su ego, no sólo no recibirás lo que quieres, sino que él podría cambiar un poco de actitud.

Te puede interesar: 5 razones para intentar hacerlo con los ojos vendados

kinky

Espera el momento correcto

En lugar de sugerir algo nuevo o kinky durante el sexo, trata de traer el tema a la conversación bajo un contexto más neutral, como en una cena o en el coche de regreso a casa. Casualmente pregúntale si no se ha quedado con ganas de probar cosas nuevas en la cama. Y si él te redirige la pregunta (que es lo que queremos), puedes aprovechar para contarle que últimamente has tenido una fantasía que te gustaría realizar.

Publicidad

Asegúrale que su vida sexual es buena

Sé sensible con él. Si le dices directamente que quieres cambiar un poco su rutina sexual sin explicación, él pensará que está haciendo mal las cosas. Y ese no es el caso, ¿cierto? Así que debes asegurarle que su vida sexual es buena y que simplemente quieres probar algo nuevo que podría brindarle mayor placer a ambos.

Sé honesta y directa, pero también consciente de sus sentimientos. Lo peor que puedes hacer es dejarlo pensando que él es el problema.

Te puede interesar: 5 ideas para probar en el juego previo

No sólo te enfoques en ti

Te recomiendo preguntarle sobre sus fantasías y lo que él quiere intentar en la cama. De esta forma la conversación no girará entorno a ti solamente y él podrá abrirse contigo en su totalidad. Si es capaz de compartir sus ideas, podrá tener la mente abierta a lo que quieres pedirle.

Publicidad

La intimidad es un juego de 2: ¿por qué deberías ser la única en pedir algo nuevo? Su historial de porno es un claro ejemplo de que seguro se ha quedado con las ganas de probar otras cosas, ¡así que aprovecha!

Enfócate en tu tono

La forma en que dices las cosas puede mejorar o empeorar su respuesta. Mantener un tono curioso y emocionante le dirá a tu pareja que estás genuinamente interesada en probar cosas nuevas para el placer de ambos.

Para abrir el tema

Si en verdad no sabes cómo traer el tema a la conversación, vean una película sexy juntos. Cuando lleguen a una escena interesante, puedes preguntarle si no le gustaría intentar algo así. Recuerda, la comunicación en pareja es clave para tener mayor y mejor intimidad, no sólo física, sino también emocional.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer