Cómo proteger tu información personal al ver porno

Ver porno no es algo que podamos gritarle al mundo. De hecho, esperamos y queremos que sea un hábito completamente privado. Sin embargo, sabemos que la economía digital moderna se construye a través de una vigilancia constante de nuestros hábitos en Internet.

Es por eso que las personas que ven pornografía deben saber qué información recolectan estos sitios web… y qué hacer al respecto. Según Men’s Health, los sitios XXX no son más anónimos que otros sitios web.

Te puede interesar: 5 cosas que suceden en tu cuerpo cuando ves porno

Como la mayoría de los sitios, guardan información de tu dirección IP, el tipo de dispositivo y navegador que usas, y cómo has interactuado en ocasiones pasadas (gracias a las cookies). Los sitios también puede seguir tus clicks, cuánto tiempo te quedas en los videos y otra información básica. Esto sucede incluso si usas una página privada o en incógnito, lo cual sólo previene que tu computadora construya un historial local de páginas que visitas.

Publicidad

¿Pueden recaudar información personal?

En teoría, algunos sitios porno podrían hacerlo a través de otras bases de datos digitales que conectan tu dirección IP o un dispositivo que tenga tu nombre. También podrían crear archivos de datos completos sobre los hábitos de visualización de pornografía de individuos con nombre en sus sitios, y vender esta información.

Sin embargo, los gigantes del porno como Pornhub no usan esta información para identificar individuos específicos. Y en el pasado la empresa ha mencionado que NO vende su información ni sus estadísticas.

Te puede interesar: Qué es la porno-venganza y cómo evitarla

Sin embargo, otros sitios porno pueden crear datos demográficos de sus usuarios para guiarlos a un mejor contenido. Y, las compañías que hacen el mismo porno pueden usar esta información para crear mejores contenidos. Los datos de las cookies también les permiten canalizar contenido que creen que puedas disfrutar, aunque en teoría no sepan quién eres.

Es difícil saber qué compañías de porno (de las miles que existen) se preocupan por identificar a sus usuarios y cuáles sólo tratan de optimizar sus sitios web y contenido.

Publicidad

Sin embargo, la mayoría trata de proteger la privacidad de sus usuarios, pues la falta de confianza podría costarles MUY caro.

¿Cómo me protejo?

¿Qué puedes hacer para proteger tu información ‘porno’ del mundo? En realidad no existe una herramienta o una estrategia para eliminar el riesgo por completo.

Sin embargo, una de las mejores formas es usar un navegador seguro como Firefox, Iridium o Tor. También puedes instalar una extensión en tu navegador que bloquee rastreadores de terceros e incluso proporcione alertas en tiempo real sobre los sitios que te estén espiando. También puedes usar un ‘ad blocker’ y limpiar el caché de tu navegador.

Te puede interesar: Lo que la ciencia dice del porno

También te recomiendo limitar el número de sitios porno que visitas. Si puedes, utiliza sólo uno para minimizar las vías por las que tus datos pueden filtrarse. Y si vas a crear una cuenta en ese sitio, pon un correo electrónico hecho específicamente para ver porno NADA MÁS. Entre más información personal des, más directos y claros serán los riesgos, y no sólo la fuga gradual de datos.

Pero sin importar qué hagas, todos debemos aceptar la fundamental paradoja del porno en línea: si queremos verlo, siempre hay un riesgo de que la información se haga pública. Sin embargo, el riesgo es MUY bajo. Pero es real. Puede ser minimizado, pero jamás eliminado.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer