Cosas que tu pareja nunca debería pedirte

pareja
pareja

En los primeros meses de la relación, inducidos por la neblina de la oxitocina, te será fácil cegarte por el amor y el enamoramiento. Tanto así que podrías terminar haciendo cosas que jamás pensarías que harías en la vida, y mucho menos por amor (o por un hombre). Pero, ¿hasta qué punto se puede volver peligroso para tu integridad?

Cambiar tu look

Es normal que quieras que tu pareja piense que eres la mujer más atractiva del mundo, pero cuando decide que tú, mujer curvilínea y hermosa, se vería mejor con un cuerpo de modelo… algo no está bien.

Tu pareja JAMÁS debería pedirte que cambies tu look, y mucho menos que sometas a tu cuerpo a procedimientos o cambios, para satisfacer SUS necesidades. Si siempre quisiste ser una copa D, adelante, pero jamás lo hagas por el placer de alguien más, que no sea el tuyo.

Ir más allá de la comodidad en la recámara

Publicidad

Ahora que eres un adulto, ya sabes qué te gusta y qué no en el sexo. Si te gusta el sexo anal, por ejemplo, y tu pareja es fan, podrán disfrutar de tal práctica. Pero si de repente quiere asfixiarte porque le agrada la idea (y a ti no), NO lo dejes.

JAMÁS permitas que tu pareja te obligue a renunciar a tu placer por el suyo. Es fácil cegarse por amor y creer que lo hace justificadamente, pero sólo está demostrando su egoísmo y falta de amor hacia ti, tu salud y tu cuerpo.

Distanciarte de tus amigos o familia

Una pareja que trate de distanciarte de tu familia o amigos es posesiva. Es normal que resienta un poco a las personas que quieras y con quienes pases mucho tiempo, pero no tiene el poder de tomar decisiones por ti. Los celos no son lindos, y son señal de advertencia.

Publicidad

Renunciar a tu privacidad

Invadir tu privacidad no sólo es molesto, sino que también es una forma de control, la cual puede escalar rápidamente. No cometas el error de pensar que lo hace porque te ama. Lo hace por su inseguridad, no por ti.

Hacerte sentir mal contigo misma

Una buena relación debería hacerte sentir confiada, amada y apoyada. Es parte de su trabajo hacerte sentir bien. Si hace todo lo contrario, y lucha porque seas una mujer insegura y que no se ame a sí misma, ¡huye! Esta persona está tratando de forjar una relación abusiva, y va a ir de mal en peor.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot

‘Klaus’, la hermosa historia de origen de Santa

La mejor película navideña del año
Leer más