Cucharita: 6 tips para mejorar el placer

Creo que la ‘cucharita’ es una de las posiciones más subestimadas; si bien es cierto que es súper íntima y romántica, la verdad es que también puede ser una de las más placenteras.

Agrega mayor intimidad y cercanía, permite una mejor conexión en pareja, pero al mismo tiempo, puede proporcionar mucho placer y exploración. Depende claramente de tus gustos, pero es una posición que merece una segunda o tercera oportunidad.

Básicamente tienen que estar acostados de lado, y tu pareja debe penetrarte por atrás, mientras tú levantas una pierna. Es una excelente oportunidad para estimular el punto G, la próstata y el clítoris, pues funciona perfectamente para al sexo anal y vaginal.

Al igual que las demás posiciones, lo mejor es experimentar con esta postura, que copiar un video, foto o ilustración. La práctica hace al maestro, y si en verdad quieres encontrar un placer diferente (y más intenso), ‘la cucharita’ es tu mejor opción.

Te puede interesar: Perineo, el pequeño secreto para los mejores orgasmos

Publicidad

Tómalo con calma

Como con cualquier otro acto o posición sexual, lo ideal es llevársela lento y tener tiempo de sobra. La ‘cucharita’ no es una posición diseñada para la penetración profunda, el ritmo acelerado y el sexo rudo. Al contrario, es ideal para el sexo lento y un ritmo gentil. Si quieres algo rápido, te recomiendo el ‘doggy style’.

Usa lubricante

El lubricante es un excelente aditivo para casi cualquier posición sexual, y la ‘cucharita’ no es la excepción, especialmente si quieren probar el sexo anal. El lubricante hará que la penetración sea más fácil y sencilla. De igual manera, reducirá la irritación y la incomodidad de cualquier tipo.

¡Ojo! Si van a usar condón, deben utilizar un lubricante a base de agua, pues los de aceite dañan el látex.

La cucharita pequeña debe liderar

La penetración no es fácil con esta posición, así que la cucharita pequeña debe liderar el ritmo. Mueve tus caderas y sigue la penetración. Deja que la cuchara grande se ocupe de la estimulación de clítoris, ¡y disfruta!

Publicidad

Te puede interesar: 12 posiciones para cada mes del año del 2020

Ajusta y experimenta

Mueve tus piernas, brazos y caderas para encontrar la posición ideal para tu comodidad. Por ejemplo, la cuchara grande puede agarrar la pierna de la cuchara pequeña para incrementar la estabilidad y la penetración. O los 2 pueden ajustar sus caderas para cambiar el ángulo.

La práctica hace al maestro; y si hay algo que no te acomoda o no te brinda placer, ¡cámbialo! Ajusta la posición, el ángulo o el ritmo. Finalmente, si te cuesta trabajo, empiecen con la vaquerita invertida y pasen a la ‘cucharita’.

Enfóquense en la cuchara pequeña

Si les cuesta encontrar un buen ritmo, o no te gusta ese tipo de penetración, no te enfoques en ello. Enfóquense en el placer de la cuchara pequeña estimulando sus zonas erógenas y clítoris.

Práctica

Las posiciones sexuales se vuelven más sencillas y fáciles con el tiempo. La mayoría evitamos ciertas posturas por una mala primera experiencia, pero TODO puede mejorar con práctica, voluntad y tiempo.

Si no te gusta la ‘cucharita’ por una mala experiencia, no te des por vencida. Te aseguro que no es la peor posición del mundo; al contrario, puede ser una de las mejores si la sigues practicando. Y si eres lo suficientemente curiosa, seguro terminará sorprendiéndote.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot