Cuidados después de la intimidad: ¿qué tan necesarios son?

Sí, el sexo puede desastroso; entre los fluidos corporales, el lubricante y el condón, es casi seguro que terminarás con ganas de limpiarte o incluso bañarte después de la intimidad.

Pero voy a decirte la verdad de las cosas: en la mayoría de las circunstancias, no es necesario limpiar tu zona íntima después del sexo. Tu cuerpo hizo ese fluido vaginal por sí mismo, así que no te hará daño. Es similarmente natural tener semen en tu canal vaginal, pues prácticamente es su lugar vacacional ideal.

De hecho, en realidad no necesitas limpiar tu vagina casi en lo absoluto, pues es una máquina que puede limpiarse y mantenerse por sí sola. Tu vagina prácticamente se cuida a sí misma a través del fluido vaginal.

Sin embargo, como todas las mujeres sabemos, después de tener sexo, no nos sentimos completamente limpias. El semen, de hecho, es más alcalino que el Ph natural de la vagina, así que hay una pequeña probabilidad de que provoque vaginosis bacteriana. Sin mencionar que el ano está relativamente cerca de la entrada vaginal, así que las bacterias pueden migrar de un lugar a otro durante el sexo. En tales casos, la prevención es esencial, y la higiene recomendable.

Te puede interesar: Posiciones que debes probar antes de que termine Noviembre

Publicidad

Ve al baño después del sexo

Esto es algo que ya deberías estar haciendo. Es el ÚNICO tip que realmente importa, pues limpia el tracto urinario para evitar infecciones en vías urinarias.

¿Por qué es importante? Porque durante el sexo, las bacterias pueden entrar a la uretra (el tubo donde sale la orina) y posiblemente viajar a la vejiga o riñones. Si vas al baño después del sexo, prácticamente estás limpiando tu tracto urinario.

Ir al baño también elimina los fluidos que se han acumulado en la vagina después del coito, y limpiarse puede hacer el resto.

Seca tu vulva y labios

Secar tu vulva y labios vaginales te hará sentir un poco más cómoda. Además es indispensable si eres propensa a infecciones vaginales por cándida. Si tal es tu caso, te recomiendo mantener tu vagina lo más seca posible, usar ropa interior de algodón y ser súper higiénica.

Publicidad

Si te bañas, no laves tu zona íntima

Aunque no es necesario, hay personas que prefieren bañarse después del sexo por cuestiones de higiene. Y está bien. Mi única recomendación es que no uses jabones o lociones corporales dentro de la vagina pues contienen químicos que podrían alterar el Ph natural de tu vagina.

Te puede interesar: ¿Quieres llegar más rápido al orgasmo?

Ve al baño y límpiate si hubo contaminación anal/vaginal

Aunque nada de lo que salga del pene puede lastimar tu vagina (tanto semen y sí, un poco de orina, asumiendo que el hombre no tenga infecciones), lo mismo NO sucede con el ano. Si van a tener sexo anal, tu vagina debe estar protegida.

Si tu zona íntima tiene contacto con los gérmenes del ano o tus heces, lo más seguro es que desarrolles una infección fea. Por eso es importante que usen un condón diferente en la vagina y en el ano.

La buena noticia es que el sexo, aunque sea desastroso, no es médicamente peligroso. Si quieres ser lo más higiénica posible, toma tus debidas precauciones, pero es un acto TAN natural para el ser humano, que realmente no le hará daño a tu zona íntima.

Por: Andy Bouchot

Foto: Archivo Eme de Mujer

Escrito por
Más de Andrea Bouchot