Dale un masaje con final feliz

Un masaje con final feliz no sólo sucede en las películas… ¡también sucede en la vida real!

¿Nunca has tomado una clase de masajes? No te preocupes, no es necesario. El chiste es seguir este paso a paso y obviamente aprovechar los mejores trucos sexys que seguro ya te conoces (velas, música, ambiente).

  • Pon el ambiente: Un masaje con final feliz no es sencillo. Antes de poner manos a la obra, es importante que pongas el ambiente: apaga la luz, prende unas velas, pon música erótica y abre tus aceites para dar masajes. Tendrás puntos extra si usas algo sexy… aunque también puedes estar completamente desnuda 😉

El contexto

Recorre su cuerpo con el roce de una pluma. Empieza por el cuello, los hombros, los brazos, la espalda y las pompas por unos 5 minutos. Puedes utilizar movimientos circulares, largos, cortos, a los lados ¡o como a ti más te guste! Si tu cabello es largo, incluso puedes aprovecharlo para tocarlo suavemente. Combina la locación de tus dedos para que él no sepa a donde atacarás y, para calentar las cosas, poco a poco ve usando un poco más de firmeza.

Después, voltea a tu pareja y construye anticipación concentrándote en sus zonas eróticas frontales… especialmente los muslos, cerca, MUY cerca de los genitales. Presiona gentilmente con tus dedos o la palma de tu mano y ve construyendo tensión sexual.

Publicidad

¡No olvides los pezones! La estimulación de los pezones se procesa en la misma región del cerebro que la del clítoris y el pene… así que pon atención a la areola. Usa el dedo gordo y el índice para masajear el pezón con movimientos circulares al ritmo del reloj y viceversa.

Ahora vamos a lo bueno:

Para él

  • Calienta el aceite con ambas manos y cólocalo en su miembro y testículos. Pon una mano sobre su pene y adopta el mismo ritmo que utilizas para darle sexo oral: de arriba, para abajo. La otra mano úsala para el perineo y sus testículos.
  • Ahora concéntrate en masajear su pene de arriba para abajo, cubriendo la cabeza y deslizando tus manos hasta la base con un ritmo fluido. Haz esto por 10 repeticiones más o menos y que no te sorprenda si termina antes de lo planeado.

Para ella

Primero que nada tienes que comprar un lubricante de agua, el de aceite podría irritar la vagina.

Publicidad
  • Empieza en la vagina. Coloca el lubricante (previamente calentado con tus manos) en los labios vaginales hasta el ano. Parte los labios con tus pulgares, masajéalos con movimientos circulares por 2 minutos y haz lo mismo con los internos usando menos presión.
  • Finalmente, usa el pulgar y el dedo índice para estimular el clítoris con un poco de presión y, de igual manera, con movimientos circulares. Gracias a las 8 mil terminaciones nerviosas de este punto, tu chica tendrá un orgasmo increíblemente placentero.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Puedes encontrarme en Twitter como @AndyBouchot 😉

Tags from the story
, , , , ,
Escrito por
Más de Andrea Bouchot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *